Los Trastornos Esquizoafectivos

trastorno esquizoafectivo

Compartir en tus redes:

Este trastorno es más frecuente de lo que podemos creer.  Por lo tanto, no estaría mal tener alguna idea de cuáles son sus síntomas, para poder identificarlo lo antes posible si lo tuviéramos cerca y así ponerle tratamiento. Me refiero al trastorno esquizoafectivo.

¿Qué es un trastorno esquizoafectivo? 

El trastorno esquizoafectivo es un trastorno de la salud mental que se caracteriza por la combinación de síntomas de la esquizofrenia, como son las alucinaciones y los delirios, con síntomas de los trastornos del estado de ánimo, como son la depresión o la manía. 

Por lo tanto, el trastorno esquizoafectivo afecta principalmente a la percepción y a los procesos  de tipo emocional. En función de sus síntomas, existen dos tipos de trastorno esquizoafectivo:

  • Uno de ellos es el tipo bipolar. Este incluye episodios de depresión mayor y episodios de estado maníaco, junto con los síntomas psicóticos.
  • El otro es el tipo depresivo, que sólo incluye episodios de depresión mayor, junto a los síntomas psicóticos.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno esquizoafectivo? 

Podríamos decir que este trastorno es la mezcla de otros dos trastornos, o que se dan los dos al mismo tiempo, con lo cual se manifiestan síntomas de ambos. 

Suele incluir un episodio importante del estado de ánimo, ya sea un episodio maníaco o uno depresivo, y al menos un periodo de dos semanas de síntomas psicóticos, cuando la persona no está en ese episodio importante del estado de ánimo. Sus síntomas pueden variar de una persona a otra. Sin embargo, los más generales son: 

  • Delirios: son creencias falsas y permanentes que la persona tiene, a pesar de que la evidencia demuestra que efectivamente son falsas. 
  • Alucinaciones: la persona ve o escucha cosas que en la realidad no existen. 
  • Dificultades para comunicarse, como por ejemplo ser incoherente.  
  • Síntomas de depresión: la persona se siente triste, desesperanzada e incluso inútil. 
  • Síntomas de estado de ánimo maníaco: esto incluye un aumento de su actividad y su energía, así como la disminución de la necesidad de dormir durante varios días. En general, se da una actitud y comportamiento que es poco usual en la persona. 
  • Se percibe un descuido en su aspecto físico y en su higiene personal. 
  • Hay un deterioro de su actividad diaria, ya sea académica o laboral, además de el deterioro de su vida social. 
  • La persona puede mencionar la posibilidad de suicidarse, o bien tener conductas suicidas. 

Diagnóstico del trastorno esquizoafectivo

Debido a la gran variedad de síntomas que se manifiestan en este trastorno, se puede llegar a confundir el trastorno esquizoafectivo con otros como son el trastorno bipolar o la depresión mayor, ambos con características psicóticas.

Es por eso que para su diagnóstico, los síntomas psicóticos deben aparecer al menos durante dos semanas, cuando no existe un episodio mayor del estado de ánimo, es decir: cuando no hay depresión o estado maníaco. Además, hay que descartar que los síntomas estén provocados por el consumo de sustancias o alguna medicación. 

Prevalencia 

Se ha estimado que el trastorno esquizoafectivo afecta a una tercera parte de las personas que tienen esquizofrenia. Y su incidencia es mayor entre las mujeres, debido principalmente a la mayor incidencia de síntomas depresivos entre la población femenina. 

No se conoce con exactitud las causas de este trastorno, pero se cree que se debe a causas genéticas. 

El inicio del trastorno 

En la mayor parte de los casos, el trastorno esquizoafectivo se inicia en la vida adulta temprana. Pero esto no quiere decir que en algunos casos no pueda darse en la adolescencia o en edades más avanzadas. 

Por otra parte, hay algunas diferencias en función de la edad en la que aparece. Y así, en los adultos jóvenes, se da con mayor frecuencia el trastorno esquizoafectivo de tipo bipolar, mientras que en los más mayores, prevalece el de tipo depresivo.

Una persona con un trastorno esquizoafectivo, puede tener problemas en todos los ámbitos de su vida, tanto en el ámbito laboral como en el social o en el personal.

Pronóstico y tratamiento del trastorno esquizoafectivo 

Por lo general, el trastorno esquizoafectivo suele tener un mejor pronóstico que la esquizofrénia, pero peor que el trastorno de los estados de ánimo. Podríamos decir que se encuentra en medio de los dos. 

Suele ocurrir que, a mayor prevalencia de síntomas psicóticos, más crónico se hace el trastorno. En cuanto a su tratamiento, se combina el tratamiento farmacológico con antipsicóticos y antidepresivos, con la terapia psicológica. 

Con el tratamiento se intenta disminuir sus síntomas, y entrenar a la persona que lo sufre en la gestión de sus emociones, en las conductas de autocuidado y conductas que mejoren su vida social, además de darle herramientas para gestionar los episodios depresivos.

Rosa Armas 

Psicóloga colegiada T-1670 

psicólogo 24 horas

¿Necesitas hablar con un psicólogo? Estamos disponibles las 24 horas de los 365 días del año

Compartir en tus redes:

Artículos recientes

Categorías

Suscribirse

Suscríbete con tu email y recibirás información sobre promociones especiales para suscriptores