La autoestima. Ese concepto del que hemos oído hablar o del que hemos leído miles de veces, pero que, nos puede resultar muy abstracto y hasta algo complicado de entender.

Eso sí, por todas partes se nos dice que debemos tener una alta autoestima, que es muy importante querernos a nosotros mismos, para poder ser felices, para estar bien y a gusto con nuestra propia compañía, y hasta para evitar que otra persona nos manipule, por ejemplo.

alta autoestima

Ríos de tinta podríamos sacar, si pudiéramos exprimir todo lo que se ha escrito sobre la tan famosa autoestima. En esta ocasión, quiero contarte cuáles son las características exactas de una persona que tiene baja la autoestima, frente a otra que la tiene alta. Pero antes, vamos a definir lo que es la autoestima, aunque seguro que la definición ya la conoces.

¿Qué es exactamente la autoestima?

La autoestima es el conjunto de ideas, creencias, percepciones, pensamientos y juicios que tenemos acerca de nosotros mismos, acerca de nuestras propias cualidades y capacidades. En definitiva, es lo que pensamos sobre nosotros mismos, tanto si lo decimos, como si intentamos esconderlo.

La importancia de tener una buena autoestima, radica en que, cuando no te valoras lo suficiente, te vas a sentir más inseguro, cosa que hará que tengas más dificultades a la hora de enfrentarte a los problemas con los que te encuentres.

Qué características tiene una persona con alta autoestima

Vamos a empezar por describir cuáles son las características que tiene una persona con una alta autoestima. Si te sientes identificado con ellas, estupendo!

Defiende sus ideas

Una persona con alta autoestima, no dudará en defender sus ideas, pero tampoco dudará en rectificar si descubre que estaba equivocada. Descubrir que se había equivocado, no influye en la percepción que tiene de sí misma.

Por lo tanto, no le cuesta asumir sus errores, porque sabe muy bien que, una cosa son sus acciones, sean aciertos o errores, y otra muy diferente es quien es como persona.

Confía en sus capacidades

Confía en sus cualidades y capacidades para resolver sus problemas. Esto quiere decir que no se asusta ante las dificultades que puedan surgirle, porque conoce muy bien cuáles son las habilidades que tiene y las que no.

Por lo tanto, no duda en pedir ayuda si no tiene algunas cualidades y la necesita, porque entiende que, pedir ayuda, no disminuye su valía como persona.

No se deja manipular

Puede perfectamente ayudar a otras personas, o colaborar cuando le necesitan, pero es difícil que alguien pueda manipularle. Sabe que tiene todo el derecho a decir que no, cuando hay algo que no quiere hacer.

No necesita competir

Una persona con alta autoestima es una persona muy poco competitiva, porque conoce muy bien quién es y el lugar que ocupa. No considera que otra persona sea inferior que ella misma, pero superior tampoco.

Tiene criterio propio

Suele tener su propio criterio y opinión sobre diferentes temas, y, aunque sean contrarias a las que tienen los demás, no se siente mal por ello. Al mismo tiempo, respeta la opinión de otras personas, aunque sigan siendo contrarias a las suyas.

Disfruta consigo mismo

Es perfectamente capaz de hacer cosas, tales como irse de viaje, pasear o hacer deporte, sin tener la necesidad de hacerlas en compañía, porque, tiene muy buena relación consigo mismo.

Qué características tiene la baja autoestima

Pudiera ser que no te hayas identificado con las características anteriores, o al menos no con la mayoría de ellas, y que, te identifiques más con las siguientes. Si esto fuera así, aunque no se lo digas a nadie, es suficiente con que lo sepas tú para empezar a trabajarla.

Es crítica de sí misma

Una persona con baja autoestima, suele encontrarse defectos con bastante facilidad, defectos a los que les da mucha importancia.

Es muy crítica con ella misma, y claro, esto hará que sienta una gran insatisfacción. No puedes sentirte a gusto y satisfecho contigo mismo, si tienes dentro de ti una vocecita que te critica constantemente. Su diálogo interno gira en torno a aquello que considera que no tiene, o a lo que considera que hace mal.

No tolera bien las críticas de otros

Pero, a pesar de que es autocrítica, no tolera nada bien las críticas que puedan hacerle otras personas. Una crítica que le llegue desde fuera, la interpreta como la confirmación de lo poco que vale, o bien, que los demás se han dado cuenta de lo poco que vale.

Tiene miedo a equivocarse

Le da mucha importancia a los errores que comete, o a lo que ella opina que ha sido un error. Pero además, asocia esos errores con su valía personal. Es decir, si se equivoca o no consigue lo que se había propuesto, su autoestima bajará más todavía. Esto hace que, en general, tenga miedo a equivocarse, que en la práctica se traduce en una importante inseguridad, en sí mismo y en sus capacidades.

Es complaciente

Hace todo lo que puede por complacer a las personas que le rodean, con lo cual, no se suele atrever a decir que no, por el miedo a que le rechacen. Esto hace que termine muchas veces haciendo cosas que no quería, por no haber dicho que no.

Es indecisa

Tiene problemas para tomar decisiones, causado por su inseguridad y su miedo a equivocarse.

Depende mucho de otras personas para hacer casi cualquier actividad. Por lo general, no se siente a gusto estando consigo misma.

¿Con cuál de los perfiles anteriores te sientes más identificado?

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.