Qué significa ser hipocondríaco

ser hiponcondriaco

Compartir en tus redes:

Cuando notamos un síntoma físico extraño, o cuando no nos sentimos bien del todo, lo normal es que cualquiera de nosotros se preocupe ante la posibilidad de estar enfermos. Claro que si vamos a un médico y éste lo descarta, o bien nos confirma que algo nos ocurre, dejamos de preocuparnos…o al menos nos preocupamos en su justa medida. 

Pero  si una persona cree estar enferma, y por más que un médico (o más de uno) y el resultado de las pruebas médicas le digan que no es así; y sigue preocupándose y acudiendo a una consulta médica, ya no estamos hablando de algo tan normal.

Tal vez alguna vez le has dicho a un amigo (seguramente en tono de broma) eso de que era un hipocondriaco, al ver que se preocupaba por su salud más de lo que tú considerabas como normal. O quizás alguien te lo ha dicho a ti, por la misma razón y en el mismo tono de broma. Es algo muy frecuente de escuchar.

Sin embargo, no es un tema susceptible de mucha broma; más que nada, por lo mal que lo pasan las personas que lo sufren. Por la frecuencia con la que se oye, el término de hipocondría parece ser bastante popular. Pero claro, no siempre se utiliza de manera correcta, además de que como te digo, lo solemos utilizar como broma.

¿Qué significa ser hipocondriaco? 

La hipocondría es un trastorno de ansiedad, que hace que la persona que lo padece se preocupe por su estado de salud de manera obsesiva e irracional. 

La persona que es hipocondriaca está constantemente observando su cuerpo, y cualquier signo o cambio que perciba en él lo interpretará como la señal de que tiene una enfermedad grave, tan grave como que es una enfermedad de la que puede morir.

Estas personas están permanentemente preocupadas, y muchas veces convencidas de que tienen una enfermedad. Por esa razón están siempre en alerta, y vigilando esos supuestos síntomas que se lo confirmen.

Además de esa vigilancia, acuden al médico y se hacen las pruebas que haga falta, en un intento de descubrir esa enfermedad que creen que tienen. Después de esas visitas médicas y esas pruebas, consiguen quedarse tranquilos, pero por poco tiempo. En unos pocos días, volverán a estar preocupadas y convencidos de que efectivamente tienen alguna enfermedad. 

Pero existe otro trastorno al que popularmente también se le llama hipocondría, pero que en realidad sería una patofobia. 

¿Qué es la patofobia? 

La patofobia es el miedo excesivo o fobia a padecer una enfermedad grave. En este caso, la persona que lo padece evita estar pendiente de los síntomas que se lo pudieran confirmar. Además, evita acudir al médico o hacerse pruebas que pudieran confirmarle eso que tanto miedo le da, estar enferma.

En el caso de la patofobia, cuanto más evita la persona esa confirmación, más aumenta su miedo. 

Por lo tanto, hay una importante diferencia entre estos dos términos y en la manera en que se actúa con cada uno. Y es que en la hipocondría, la persona está convencida de que está enferma. En la patofobia en cambio, la persona siente un miedo horrible de la posibilidad de estarlo.

En ambos casos, se tiene el miedo a padecer una enfermedad grave. Sin embargo, la persona con hipocondría acude al médico o a hacerse pruebas, las veces que sea necesario para confirmar sus sospechas. La que tiene patofobia prefiere no hacer eso, prefiere que no se lo confirmen.

¿Cuáles son los síntomas de la hipocondría? 

Estos son los síntomas que presenta una persona hipocondriaca:

  • Está constantemente preocupada por su salud e interpreta cualquier síntoma que perciba, por muy leve que éste sea, como la confirmación de que padece una enfermedad grave.
  • Está permanentemente observando su cuerpo, para detectar esos mínimos síntomas o cambios que se produzcan en él. Esto lleva a la persona a estar en alerta y vigilándose a sí mismo absolutamente todo el tiempo.
  • Con cualquier síntoma se preocupa, con cualquiera se obsesiona: algo de tos, dolor de cabeza, cansancio, una mínima lesión en la piel, etc.
  • Busca frecuentemente en internet información acerca de los síntomas que se percibe, o de las enfermedades que considera que puede tener. Ese exceso de información, unido a su miedo, pueden llevar a que efectivamente perciba unos síntomas que en realidad no tiene.
  • Acude constantemente a su médico o a especialistas para que le hagan exploraciones o pruebas. Esto les tranquiliza momentáneamente, pero no por mucho tiempo.
  • Es muy sugestionable, y cualquier enfermedad importante de la que escuche hablar le preocupará y podrá llegar a sentir sus síntomas.
  • La preocupación que siente le producirá mucha ansiedad y estrés. Además de que le dificultará sus relaciones sociales y el desempeño de su trabajo.

¿Se puede curar la hipocondría? 

Bueno… al menos sí que existe tratamiento para este trastorno, a pesar de que suele ser una enfermedad crónica. 

La persona hipocondriaca vive la posible ausencia de salud con mucha ansiedad y bajo estado de ánimo. Por esta razón, se les suele recetar en principio ansiolíticos y antidepresivos.

Por otra parte y a nivel psicológico, se aplica la terapia cognitivo conductual. Con ella se intentará que la persona pierda ese miedo tan intenso a enfermar, pero sobre todo el miedo que siente ante cualquier síntoma corporal que percibe.vSe intentará también que no se observe constantemente, que no acuda al médico con tanta asiduidad y que no hable constantemente de salud y de enfermedades. 

Por supuesto que a todos nos preocupa enfermar, pero todos sabemos que en cualquier momento puede ocurrir. Una persona con hipocondría vive esto como una auténtica catástrofe, y esta creencia es la que se trabajará en la terapia psicológica.

Rosa Armas

Psicóloga colegiada T-1670

psicólogo 24 horas

¿Necesitas hablar con un psicólogo? Estamos disponibles las 24 horas de los 365 días del año

Compartir en tus redes:

Artículos recientes

Categorías

Suscribirse

Suscríbete con tu email y recibirás información sobre promociones especiales para suscriptores