Qué cosas no debes hacer con tus hijos cuando te divorcias

//Qué cosas no debes hacer con tus hijos cuando te divorcias

He decidido, en esta ocasión, escribir sobre este tema; en primer lugar, porque me parece interesante. y puede interesar a mucha gente. Considerando la gran cantidad de divorcios que se producen en la actualidad.

En segundo lugar, por la frecuencia con que últimamente, me preguntan en consulta por este tema en concreto. La pregunta suele ser algo así como, ¿se puede traumatizar mi hijo con nuestro divorcio?.

La respuesta que siempre doy a esta consulta es la misma. El divorcio en sí, no les va a traumatizar. Lo que sí que puede afectar a tu hijo, es la manera que tengas de gestionar el divorcio con su madre o su padre.

Muchas personas que ya no se encuentran bien en su relación de pareja, dicen no divorciarse por los niños. En algunos casos, puede ser solo una excusa para no dar el paso, pero en otros puede que sea real.

que no hacer con hijos de padres divorciados

Puede que muchos padres piensen que, divorciarse, podría traumatizar a los niños. Y, aunque es cierto que hay niños que lo pasan mal con el divorcio de sus padres, lo más frecuente es que lo lleven medianamente bien.

Lo que suele ocurrir es que, muchos padres, llevados por la rabia o el despecho hacia sus ex parejas, tienen algunas conductas con sus hijos, que sí que pueden hacerles a éstos, la vida un poco más complicada.

Qué es lo que no debes hacer con tus hijos cuando te divorcias

Toda pareja que decide poner fin a su relación, tendría que tener muy claro que, los problemas, si es que los hay, los tiene con su ex. De quien se va a divorciar es de su ex. Y si hay conflictos a resolver tras el divorcio, los tendrá con su ex.

Por lo tanto, tendrían que tener muy claro que los niños, se deben quedar al margen de todo eso, porque ya bastante tienen. Las siguientes, son las cosas que no debes hacer con ellos.

Hablarle mal de su padre o de su madre

No le hables mal de tu ex. Y no hablarle mal significa no hablar mal de lo que hace, ni de lo que dice, ni de cómo te trató o te dejó de tratar. Ten en cuenta que, el rencor, si lo tienes, te puede llevar a esto, a hablar mal de tu ex, pero, para ti es tu ex, para tu hijo es su padre o su madre. Si necesitas desahogarte busca a un amigo, o a un profesional, pero no uses a tu hijo para esto. Si lo haces, el niño puede llegar a sentir rencor por su otro progenitor, pero también podría sentirlo hacia ti, porque escuchar críticas de alguien a quien quiere, es doloroso. Pero además, puedes crearle un conflicto sobre a cuál de los dos padres tiene que querer más, o a cuál tiene que creer más.

Hablarle mal de la familia de tu ex

Del mismo modo que antes, no debes hablar mal de la familia de tu ex delante de tu hijo. También es su familia, sus tíos y sus abuelos. Independientemente de cómo haya sido tu trato con ellos, el niño debe quedar al margen de todo eso. No le crees odios o rencores que no tienen nada que ver con él, si tiene que tener alguno de estos sentimientos, que sea por sus propias vivencias y no por las tuyas.

De la misma forma, si tu ex tiene ya una nueva pareja, no le hables mal de ella al niño; por la misma razón que antes. Todos sabemos que fastidia y mucho que tu ex haya rehecho su vida, e incluso puede ser que el niño no lo vea con buenos ojos, porque tenga la esperanza de que sus padres vuelvan a estar juntos. Pero no le va a quedar otra que aceptar la situación, por lo tanto, no se lo pongas más difícil, hablando mal de esa persona. Que sus sentimientos surjan por lo que él viva y no se vean condicionados por tu despecho.

Interrogar al niño cuando llega de estar con su padre o su madre

Aunque digas y repitas que no quieres saber nada de tu ex, por lo menos en un principio, no es del todo verdad. Muchos padres hacen auténticos interrogatorios a su hijo cuando vienen de estar con su otro progenitor. Quieren saber dónde estuvo, con quién, qué es lo que hizo, pero sobre todo,si se lo ha pasado bien. Muchas veces, la rabia de pensar si el niño se lo pasa mejor con el otro que con nosotros, hace que hagamos un auténtico interrogatorio policial, en el que el niño se va a sentir muy presionado. Lo mejor es que le dejes la libertad para que te cuente lo que quiera, porque es un niño, no un espía y le pones en una situación muy incómoda.

Los asuntos de dinero no son para hablarlos con tu hijo

Si alguno no paga la pensión que le corresponde, si otro no paga el gasto que le toca pagar, lo que hay que hacer es tomar las medidas legales que se correspondan, pero en ningún caso hablarlo con el niño. Tu hijo no tiene la solución, no lo va a arreglar, así que no trates con él ese tema, porque no es cosa suya, es un tema de adultos.

No utilices a tu hijo para mandarle recados a tu ex

“Dile a tu padre que….”, “ah y por cierto, le dices a tu madre que….”, No hagas eso. Si tienes algo que decirle a tu ex pareja, se lo dices tú, que para eso tenemos muchas maneras de comunicarnos. Tu hijo no tiene por qué ser el mensajero oficial, no tiene por qué formar parte de esa guerra, así que, si necesitas decir algo, dilo tú que ya eres mayorcito/a.

No critiques la forma de educar del otro

Sí que es cierto que, los dos progenitores deben estar de acuerdo en los aspectos básicos de la educación del niño, tanto si están separados como si están juntos, pero debes entender que en cada casa hay unos hábitos y costumbres. Cada uno tendrá una manera de gestionar las diferentes situaciones, y eso, debes respetarlo. Todos hacemos cosas bien y cosas menos bien, criticarlo, sólo consigue poner al niño, otra vez, en conflicto.

No creas que tu hijo es solo tuyo

Es posible que pienses que como tú, nadie más va a cuidar de tu hijo. Pero, no olvides que también tiene una madre, o un padre, y los necesita a los dos. Es su derecho y no puedes, ni debes, quitárselo.

No le llames veinte veces cuando está con el otro

En los días en que el niño está con su padre, o su madre, déjale que disfrute de ese tiempo con él o ella con tranquilidad. Con llamarle una o dos veces al día, es suficiente. No es necesario estar todo el día al teléfono para asegurarte de que está todo bien.

En resumen, trata los asuntos de adultos con el otro adulto, deja a tu hijo que siga siendo un niño y no le cargues con responsabilidades que no son de niños.

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Qué cosas no debes hacer con tus hijos cuando te divorcias
4.6 (92%) 5 votes

2018-12-11T13:50:04+00:00Artículos de Psicología|

Deje su comentario