Mi pareja me agota psicológicamente

pareja agota psicologicamente

Compartir en tus redes:

Sin duda conocerás a alguna persona que, cuando estás con ella un buen rato, sientes que terminas agotado/a. Y no me refiero a agotado físicamente, que es posible que también, sino que lo que sientes es un agotamiento psicológico y emocional.

Eso nos ocurre a casi todos con ciertas personas en particular. Personas con las que no tenemos un trato muy frecuente, porque es obvio que no lo queremos.

Sin embargo, hay personas a las que su propia pareja les produce un gran malestar y un cansancio que no entienden muy bien, y les produce esa sensación de agotamiento psicológico. Y eso sí que puede ser un gran problema. 

Te cuento a continuación, cómo saber si es agotamiento psicológico lo que sientes con tu pareja, por qué se produce esto y qué puedes hacer si te ocurre. 

¿Cómo saber si tu pareja te agota psicológicamente? 

Como te digo, puede ocurrir que tu pareja te agote emocionalmente. Pero claro, esto no pasa así porque sí, ni de un día para otro. Por el contrario, suele ocurrir después de haber vivido una temporada de mucha tensión dentro de la propia relación. Y la persona que siente ese agotamiento, puede llegar a no querer pasar tiempo con su pareja. Algunos signos de este cansancio son estos: 

Sientes que se ha perdido la conexión 

Ya no te sientes tan conectado/a con tu pareja. Tanto es así, que todo lo que hacías con tu pareja y que te gustaba, ahora te parece insoportable. 

Pero no sólo te ocurre con las actividades, también te pasa con las conversaciones. Después de una de ellas y después de haber pasado un rato con tu pareja, sientes un cansancio emocional que no sabes ni explicar. 

Además, esa falta de conexión hará que sientas que donde antes había apoyo y bienestar, ahora sólo hay tensión y estrés. Todo esto conseguirá que cada vez tengas más necesidad de alejarte de ella. 

Han aumentado las discusiones 

Cuando sientes ese agotamiento emocional, es muy frecuente que aumenten las discusiones y las peleas.  Pero claro, esto suele ir en las dos direcciones. Es decir, que cuando hay más discusiones, también aumentará el agotamiento emocional. 

Sea como sea, el hecho es que notas mucha tensión en tu relación de pareja, y eso te resulta agotador. 

Te interesan más otras cosas 

Cuando estás con tu pareja, lo estás, pero sólo físicamente. En lugar de disfrutar de su compañía, en lugar de disfrutar de su conversación, estás pendiente de otras cosas, como por ejemplo el móvil,  o de tus propios pensamientos, que suelen estar muy lejos de allí. 

Evitas el sexo

Pero no lo haces porque sí. Lo evitas porque ya no sientes la atracción ni el interés que sentías antes. Y no es que la frecuencia en las relaciones sexuales con tu pareja hayan disminuido, que eso es lo más normal en las relaciones de muchos años. Es que realmente hay un rechazo al sexo con tu pareja. 

Si esto te ocurre, puede ser un síntoma de agotamiento emocional. 

Empiezas a pensar en la ruptura 

Cuando comienzas a pensar, cada vez con más frecuencia, en la posibilidad de romper tu relación de pareja, puede ser que ya no te sientas con las fuerzas necesarias para luchar por esa relación. 

¿Cuáles son las causas de ese cansancio emocional? 

El agotamiento psicológico en la pareja, se puede dar tanto por factores particulares de la persona que lo siente, como por factores que tienen que ver con la propia relación de pareja. Así, algunas de sus causas son: 

  • Cuando sientes estrés de manera continuada, puede provocar dificultades en tus relaciones personales, y como no, en tu relación de pareja. Ese estrés, puede estar provocado por problemas ajenos a la relación, como por ejemplo, algún conflicto en tu trabajo.
  • Cuando necesitas más tiempo en soledad. Unas personas necesitan más estar en compañía de seres queridos, pero otras, necesitan más tiempo para estar con ellas mismas. Así que, si eres de las personas que necesitan más su tiempo y su espacio, el estar mucho tiempo con tu pareja, te puede producir agotamiento.
  • Cuando la personalidad y la manera de comportarse de tu pareja, son incompatibles con las tuyas. Pero también, cuando hay una diferencia importante en la forma de ver la vida que tiene cada uno.  Y además, cuando no hay un proyecto común para el futuro.
  • Cuando no hay una buena comunicación en tu relación de pareja, y por tanto, no puedes expresarte con ella como quisieras. Pero también, cuando no te sientes valorado/a por ella.
  • Cuando se percibe un gran desequilibrio en la relación. Es decir, cuando sientes que das más de lo que recibes.
  • Cuando sientes que tu pareja te controla, queriendo saber en todo momento dónde estás y con quién, o bien cuando sientes que te manipula. Por supuesto, el control excesivo y la manipulación, terminan por agotarte emocionalmente.

¿Qué consecuencias puede tener ese agotamiento psicológico? 

Este agotamiento emocional, mantenido en el tiempo, tendrá sin duda unas consecuencias. 

Se verá afectada tu autoestima 

Esto ocurrirá sobre todo, si recibes críticas y menosprecios constantes por parte de tu pareja. Cosa que terminará por minar la percepción que tienes sobre ti mismo/a. 

Afectará a tu estado emocional 

El agotamiento constante y las discusiones, pueden terminar por provocarte mucho estrés, ansiedad y una gran irritabilidad.

Además, la ansiedad que sientes, puede hacer que tus relaciones sociales se vean también afectadas, porque no tienes energía para ver a nadie, por lo que puedes sentir soledad y falta de apoyos.

Afectará a tu salud física 

Ya sabemos que está todo relacionado. Así que el agotamiento psicológico y el estrés pueden debilitar tu sistema inmunológico, con lo que tendrás más riesgo de enfermar. 

¿Qué puedes hacer si tu pareja te agota psicológicamente? 

Que sientas ese agotamiento psicológico, no tiene por qué suponer una ruptura con tu pareja. Lo adecuado sería intentar solucionarlo. 

Primero que nada, tendrías que valorar desde cuándo te ocurre y qué es exactamente lo que te produce ese agotamiento. Si se trata de algún motivo externo a la relación, o si por el contrario, tiene que ver con la propia relación, o con la propia pareja. Saber cuál es el motivo, te facilitará poder solucionarlo. 

Pero quizás no te haga falta pensar mucho. Quizás lo tienes claro. En ese caso, una conversación tranquila y sincera con tu pareja, expresándole qué es lo que te agota o te agobia, podría ser una forma de arreglarlo. 

Claro que, esto, suele conllevar poner ciertos límites. O lo que es lo mismo, aclarar con tu pareja qué cosas puedes tolerar y cuáles no. Pero también conlleva expresar a tu pareja las necesidades que tienes, lo que necesitarías para sentirte mejor, tanto a nivel físico como emocional. 

De acuerdo con esto último, podrías organizar con tu pareja alguna actividad que os apetezca a los dos. Puede ser cualquier cosa, siempre que los dos penséis que puede ser un plan divertido. Esto puede ayudar a recuperar esa conexión que se había perdido. 

Pero, si el problema está en que pasáis demasiado tiempo juntos, que podría ser la causa de ese agotamiento, quizás habría que negociar tiempo para cada uno por separado, que también suele ser bastante saludable para las relaciones. 

Por último, no olvides cuidar de ti. A nivel emocional, por supuesto, buscando ayuda psicológica si lo crees oportuno. Pero también a nivel físico, con un descanso apropiado, una alimentación sana y algo de ejercicio físico. 

Rosa Armas 

Psicóloga colegiada T-1670 

psicólogo 24 horas

¿Necesitas hablar con un psicólogo? Estamos disponibles las 24 horas de los 365 días del año

Compartir en tus redes:

Artículos recientes

Categorías

Suscribirse

Suscríbete con tu email y recibirás información sobre promociones especiales para suscriptores