No todos los niños empiezan a caminar a la misma edad. No hay un plazo concreto para que le salga su primer diente, o para que diga “mamá” por primera vez. Cada uno tiene sus plazos para todas esas cosas.

De la misma manera, no hay una edad concreta a la que controlen perfectamente los esfínteres y dejen de hacerse pis en la cama por las noches. Algunos niños, con cinco años o más, aún siguen mojando la cama. Esto es lo que se llama enuresis nocturna.

pis en la cama

Cuando esto sigue ocurriendo pasados los cinco años, no sólo es un problema para los padres, que deben estar más pendientes del niño por la noche, además de tener que poner más lavadoras. Sino también para el propio niño, ya que por lo general, les suele ocasionar vergüenza y malestar. Por esta razón, sería bueno hacer algunas cosas, que ayuden al niño a dejar de mojar la cama por las noches.

Qué es la enuresis nocturna

La enuresis nocturna se da cuando el niño se hace pis en la cama mientras está durmiendo, después de la edad en que, supuestamente, ya tendría que controlarlo. Pero no se trata de escapes de orina puntuales, sino de que moja la cama con cierta frecuencia, como sería varias veces al mes, durante varios meses.

A veces puede ocurrir que, después de algunos meses en los que el niño ha conseguido controlarlo y no hacerse pis en la cama, digamos que hay un retroceso y vuelve a hacerlo.

Esto puede pasar por diferentes motivos, como por ejemplo, la llegada de un hermano pequeño, el cambio de casa o de colegio, entre otros.

La enuresis tiene algún componente hereditario, y se da más en los niños que en las niñas. Por lo general, se resuelve de forma espontánea, a medida que el niño va creciendo, pero hay ocasiones en las que se alarga más en el tiempo.

Cuáles son las causas de la enuresis nocturna

Puede haber varios motivos, por los que un niño, llegada la edad en que ya tendría que controlarlo, sigue haciéndose pis en la cama. Algunos de ellos son estos.

Tiene un sueño muy pesado

Hay algunos niños que duermen tan profundamente, que no se despiertan con tanta facilidad, y que se hacen pis dormidos sin enterarse.

Es heredado

Como te decía, la enuresis se suele heredar. Por tanto, de unos padres, o sólo uno de ellos, que lo vivieron en su infancia, suele haber un hijo que también lo padezca.

Causas psicológicas

Algunas causas psicológicas también pueden provocar la enuresis. Causas como los celos por un hermano pequeño, un cambio importante en sus vidas, sufrir acoso escolar, o la existencia de problemas familiares que el niño perciba, pueden ser alguna de las causas.

Otras enfermedades

Se puede dar también como consecuencia de otras enfermedades como algún problema de tipo físico, o una diabetes. Solo que en estos casos, también se haría pis encima durante el día y no sólo por la noche.

Como te decía, este es un problema que suele desaparecer por sí solo y que, en absoluto es grave. De todas formas, si se alarga en el tiempo, sería bueno consultar con el médico,, por si la causa fuera algo que se debe tratar.

Qué puedes hacer tú si tu hijo tiene enuresis nocturna

Si el problema se alarga como te decía, sería bueno hacer una visita al pediatra para que valore si hay algún otro problema de fondo, que provoque que el niño siga mojando la cama. Aún con ello, hay algunas cosas que tú puedes hacer, y otras que no debes hacer. Empezaré por las que no debes hacer, para no crear al niño más malestar.

  • ¡POR FAVOR! No hables de este asunto cuando están presentes, el niño y otras personas como son, la familia al completo, tus amigas, y mucho menos, los amigos del niño. El pequeño, ya siente mucha vergüenza por mojar la cama, ya eso es suficiente. Así que, no le humilles encima contándolo delante de otras personas cuando él está presente.
  • No le regañes ni le castigues cuando se hace pis en la cama. Es normal que te incomode tener que quitar y lavar sábanas y pijamas, pero es algo que el niño hace sin quererlo. Así que no le castigues, que bastante mal se siente ya por no poder controlarlo.
  • Lo que sí puedes hacer, es procurar que el niño no beba demasiado líquido, en las horas previas a irse a la cama. Cuanto más líquido beba, más probable será que le den ganas de orinar durante la noche.
  • Asegúrate de que va a hacer pis antes de irse a dormir. Esto no siempre consigue evitar que moje la cama, pero sí que puede ayudar a que aguante hasta por la mañana.
  • El día que moje la cama, que te ayude a quitar las sábanas, a llevar la ropa a la lavadora, a hacer de nuevo la cama. Pero no se trata de que te ayude como si fuera un castigo, sino como una manera de colaborar contigo por lo que ha pasado.
  • También puedes reforzarle con algún premio, los días que no moje la cama. Alguna pequeña cosa que le sirva como motivación y como una señal de lo bien que lo está haciendo. Además, también puedes ir apuntando los días que no se hace pis, haciéndolo de manera lúdica, con muñecos o dibujos. Ir contando los días que lleva sin hacerse pis en la cama, también le puede servir como motivación.

Si el médico no encuentra nada que justifique ese problema, ten un poco de paciencia, con algo de tiempo, se podrá corregir, como te decía, de manera espontánea.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.