En este momento estás viendo Qué es el masturdating
  • Categoría de la entrada:Vida Cotidiana

¿Te gustaría practicar masturdating? Podría ser que ya lo practiques, pero tal vez no sabes que se llama así.

En los últimos años, se ha puesto de moda que cuando se descubren algunas conductas que crean cierta tendencia en grupos de personas, se le atribuye un nombre a esa tendencia. Algunas veces se utiliza una palabra española, otras veces una que no lo es.

Esto es lo que ocurre con el tema del que quiero hablarte hoy, el masturdating. Un término que, aunque te lo pueda parecer por el nombre que se le ha dado, no está relacionado con ninguna práctica sexual,  ni tampoco tiene que ver con la adquisición de unos conocimientos que no tenías antes; sino que está relacionado con el amor a ti mismo, y con la manera en que puedes subir la autoestima. 

Por si no conoces en qué consiste,  te cuento a qué nos referimos con el masturdating, por si te pareciera buena idea ponerlo en práctica. 

¿En qué consiste el masturdating? 

Ir al cine a ver una buena película, salir a cenar, hacer un viaje que siempre te apeteció hacer, dar un buen paseo, tomarte un café en una terraza: hacer esa actividad que siempre quisiste hacer y que fuiste dejando para más adelante… y todo ello con la única compañía de ti mismo. 

Practicar el masturdating consiste en buscar tiempo para estar contigo mismo. Me consta que, para algunas personas, esta idea no tiene demasiado sentido, pero créeme que lo tiene.

Está muy claro que, necesitamos de los demás para desarrollarnos y sobrevivir. Pero, es tan importante establecer vínculos con otras personas, como saber disfrutar el tiempo que pasamos con nosotros solos.

Por tanto, el masturdating consiste básicamente en eso, en buscar tiempo para estar solo, para hacer lo que te gusta sin la necesidad de que haya nadie que te acompañe y además, disfrutarlo. Consiste en pasar tiempo contigo para conocerte mejor y además, para cuidarte, quererte y mimarte, que no es poco. 

El masturdating lo practican mayoritariamente las personas que no tienen pareja, pero no tiene por qué ser exclusivo de ellas. Se trata de quererte a ti mismo por encima de cualquier otra cosa o persona, teniendo claro que, ninguna otra compañía va a ser mejor que la tuya propia.

Pero además, sabiendo que, la felicidad no tiene por qué pasar necesariamente por tener una pareja. Y no me interpretes mal. No quiero decir que tengas que volverte un auténtico ermitaño; de lo que se trata es de disfrutar de ese tiempo en el que la única compañía que tienes eres tú mismo. 

Parece claro entonces que, practicar el masturdating hará que suba tu autoestima, porque, te estás dedicando tiempo, te estás cuidando, estás haciendo lo que tú quieres, estás disfrutando de tu compañía… En definitiva, te estás queriendo. 

Un tiempo de soledad que tú eliges

Muchas veces existen algunas creencias sociales que sin darnos cuenta aceptamos como verdaderas, y que sin duda pueden llegar a limitar un poco nuestra vida. Una de esas creencias es la de que, sólo vamos a ser felices si tenemos una pareja.

Que la soledad, aunque sea elegida, no es buena y no es fácil de llevar; y que en los periodos en que no estamos en pareja, lo tenemos que pasar verdaderamente mal. De ahí la típica frase de, “como no te des prisa, te vas a quedar para vestir santos”. Como si la única opción que nos queda si no tenemos pareja, es la de ponernos a vestir santos. 

Todas estas creencias, simplemente no tienen por que ser ciertas. Si que es verdad, como te decía,  que somos seres sociales, que necesitamos relacionarnos con otras personas y crear vínculos con ellas. Pero también lo es, que necesitamos disponer de nuestro tiempo y nuestro espacio y que realmente podemos hacerlo, sin que ello tenga por qué suponer sufrimiento alguno.

De hecho, la soledad, aunque es cierto que no está bien vista, no implica necesariamente sentir tristeza. Cuando la soledad implica tristeza, es cuando no somos capaces de llenar por nosotros mismos un vacío interior que, pretendemos que llene la presencia de una persona externa. 

Por lo tanto, el masturdating se basa en la idea de que podemos disfrutar de esas etapas en que no estamos en pareja, ya sea por imposición o por decisión propia, para conocernos, acompañarnos, cuidarnos y disfrutar de ese tiempo en soledad. 

Ese tiempo en soledad, nos permitirá además, escucharnos a nosotros mismos, tener momentos de calma y claridad mental, además de mantener nuestro verdadero yo. Por todo eso, no es algo que deban practicar sólo las personas que no tienen pareja, las que la tienen, también pueden elegir estar solos por algunos ratos y disfrutar de esos momentos de soledad. 

Así que, tanto si estás en pareja, como si no tienes pareja, y quieres disfrutar de un rato de buena compañía, podrías quedar contigo para hacer eso que tanto te apetece. Es decir, podrías darte un rato de masturdating, verás que bien te sienta. 

Rosa Armas 

Colegiada T-1670