Los compañeros de trabajo tóxicos

//Los compañeros de trabajo tóxicos

Nuestro trabajo, es de las actividades que más horas al día nos demanda, de todas las que tenemos que hacer. Por ese motivo, sería ideal, no solo tener un trabajo que nos guste; sino también que las condiciones del mismo y el ambiente en el trabajo, fueran los adecuados.

Pero no son éstos los únicos elementos que nos pueden afectar en nuestro trabajo, además, están los compañeros; con los que tenemos que convivir bastantes horas.

Entre los compañeros con los que tenemos que trabajar, podemos encontrar personas afines a nosotros; o simplemente personas que hacen su trabajo, y nos dejan hacer el nuestro.

Sin embargo, también podemos encontrarnos con compañeros que resultan perjudiciales para el buen ambiente laboral, y que terminan siendo dañinos también para nuestra salud. Y que además, podrían incluso afectar a nuestro rendimiento; es decir, los compañeros de trabajo tóxicos.

De cualquier otra persona tóxica que nos encontremos, podremos alejarnos; pero, si son compañeros de trabajo, nos va a resultar un poco más difícil. Y, puesto que no nos quedará otra que trabajar con ellos, sería bueno saber identificarlos para poder tomar las medidas oportunas.

compañeros de trabajo tóxicos

Tipos de compañeros de trabajo tóxicos

Existen muchos tipos de compañeros de trabajo, también llamados empleados tóxicos, que, como te decía, pueden alterar el buen ambiente laboral y por tanto, pueden afectar a las relaciones de todos los compañeros, así como al rendimiento de los mismos. Estos son algunos de ellos.

El victimista

Ya hemos hablado en otra ocasión sobre el victimismo y, también existe el victimista en algunos trabajos. Todo lo que le rodea es negativo, todos los que le rodean están en su contra, eso sí, él o ella, no tiene ninguna responsabilidad sobre lo que ocurre, no tiene ninguna culpa, el pobre.

Claro que todos nos hemos quejado alguna vez de algo que no nos gusta; pero, lo que diferencia al victimista, es que no hace absolutamente nada por solucionar nada, únicamente se queja.

El desganado

Este nombre no se le ha puesto a este tipo de compañero por casualidad. Realmente son personas que demuestran sus pocas ganas de trabajar. Siempre están cansados, o bien han dormido muy mal, o bien les duele la cabeza.

Se muestra molesto si algún compañero, e incluso el jefe, les requiere para alguna tarea. No le importa ni el trabajo ni sus compañeros. Hace lo justito para salir del paso. Su actitud y su poca disponibilidad, son perjudiciales para el trabajo en grupo.

Por supuesto, su desgana tiene prioridad ante los intereses de la empresa; por lo que este tipo de empleado, puede llegar a contagiar, y lo que es peor, a convencer a compañeros para que sigan su ritmo. Es decir, para trabajar más lentamente.

El criticón

Bueno… de esto hay en todas partes, el problema en el lugar de trabajo es que como este empleado no está nunca satisfecho con nada y tampoco le parece bien nada, puede llegar a bajar el ánimo y el optimismo del resto de sus compañeros.

Se hable del tema que se hable, que esté relacionado con el trabajo, el criticón siempre va a exagerar y por supuesto, siempre verá la parte más negativa de todo. Eso sí, no le discutas porque él tiene siempre toda la razón.

Suelen criticar a todos los demás, a lo que ellos consideran sus defectos, cuando no están presentes claro.

El cotilla

Este empleado es el “encargado oficial”, de hacer circular los rumores por el lugar de trabajo. Estos rumores se suelen referir a la vida personal de cualquiera de sus compañeros, y no importa si tienen poca información, la que no tienen ya se encargan de inventársela.

Les encanta enterarse de cualquier chisme, por pequeño que sea, para ir a contarlo a los demás. Estos compañeros pueden llegar a conseguir que se formen pequeños grupos entre todos los empleados, y esto, llevará a que el ambiente laboral sea muy negativo y de desconfianza. Porque, a nadie le gusta que estén hablando de sus cosas y evitarán en lo posible al cotilla y a cualquiera que esté con él.

El cabreado crónico

Es esa persona que parece estar enfadado desde que llega, hasta que se marcha. Se distinguen porque no se suelen relacionar con nadie, nunca saludan ni devuelven el saludo a nadie, y por supuesto no esperes que sonrían.

Pareciera que trabajan solos y, siempre parecen estar muy ocupados, por lo que no tienen tiempo ni para saludar al resto.  El cabreado crónico, no conseguirá crear un mal ambiente en el trabajo, si das por hecho que esa es su forma de ser y, no permites que te contagie, ni te lo tomas como algo personal.

El manipulador

Cuidado con los manipuladores, tanto dentro, como fuera del trabajo. Son personas inteligentes, pero también algo peligrosas. Tienen una gran capacidad para obtener lo que quieren, engañando a los demás.

Ven a sus compañeros, no como compañeros, sino como medios para conseguir sus propios objetivos. Tienen muchas habilidades, pero la mejor de todas es su fluidez verbal y su capacidad de convicción, que les sirve para convencer a quien sea, de lo que sea.

El trepa

El trepa es muy competitivo y va a lo suyo, que es estar por encima de todos los demás. Si no estás atento, se apropiarán de tus méritos, o de los de cualquier compañero, de cara a los jefes. Una de sus estrategias para quedar como los mejores delante del jefe, es informar de los errores que hayan podido tener sus compañeros.

Siempre van a estar al lado de quien más les convenga, y por supuesto, siempre están dispuestos a ayudar al jefe, necesite lo que necesite.

Qué hacer con un compañero de trabajo tóxico

En primer lugar, si la actitud de tu compañero te afecta a ti o a tu desempeño en el trabajo de alguna manera, habla con él. Déjale claro cual es tu postura y cuál es tu objetivo en el trabajo, para que deje de interferir en el mismo. De manera asertiva, explícale cómo te sientes con su forma de actuar y qué puede hacer para corregirla.

En el caso de que no te afecte directamente, o no afecte a tu trabajo, mantén claros tus valores y tus objetivos, y no te dejes influir por su conducta, para que a la larga no salgas perdiendo.

 

Rosa Armas

Colegiada T-1670.

Los compañeros de trabajo tóxicos
4.5 (90%) 4 votes

2018-09-12T20:50:48+00:00Artículos de Psicología|

Deje su comentario