La Psicología de los Colores

Psicólogo en casa » Artículos de Psicología » La Psicología de los Colores

La psicología del color es un campo de estudio, que está dirigido a investigar qué efecto producen los colores en las emociones y en la conducta de las personas. Y, parece que sí, que algún efecto producen en nosotros los colores que nos rodean.

Por ejemplo, se sabe que hay algunos colores que nos transmiten calma y serenidad cuando se encuentran a nuestro alrededor; como pueden ser el verde o el azul. Y otros que, por el contrario, pueden llegar a irritarnos; como el color rojo o el amarillo.

psicología de los colores

Influencia de los colores en las personas

Un ejemplo de esta influencia de los colores en las personas: algunos estudios han demostrado que el color rojo aumenta nuestro ritmo cardíaco; y en consecuencia nuestra energía y nuestro entusiasmo. Otros estudios han demostrado que este color, el rojo, estimula nuestro apetito. Y quizás sea por eso que algunas cadenas de comida rápida utilizan el color rojo en sus logotipos.

Por otra parte, los colores interactúan con nuestra memoria. Pueden hacernos recordar situaciones que hemos vivido con anterioridad, sean buenas o malas. También pueden llamar nuestra atención sobre algo en concreto; e incluso pueden influirnos a la hora de tomar una decisión.

Uso de la Psicología de Colores

Lo cierto es que no es nada raro pensar que los colores tienen alguna influencia en nosotros y nuestras emociones. De hecho, a la hora de decorar una casa en la que viviremos, elegimos con mucho cuidado los colores de cada habitación; dependiendo de para qué vamos a utilizarla.

De la misma manera elegimos los colores de nuestra ropa; dependiendo del sitio a donde vamos, de la situación o de las circunstancias. E incluso, dependiendo de nuestro estado de ánimo (es decir, sin darnos cuenta) utilizamos la psicología de los colores en nuestra vida cotidiana.

Pero no sólo la aplicamos nosotros en nuestra vida diaria; el uso de los colores tiene mucha importancia y se utiliza especialmente en el márketing y la publicidad.

Por una parte, se tiene en cuenta a la hora de elegir los colores que van a predominar en una tienda. Pero además, parece ser que, el que un cliente decida comprar un producto u otro, depende en un ochenta y cinco por ciento de su color.

El significado de los colores y su relación con la personalidad

Existen diferencias en cuanto a la interpretación y el significado de algunos colores en las diferentes culturas, puesto que, no en todas el mismo color significa lo mismo.

Por ejemplo, en la cultura occidental el color del luto es el negro. En cambio, en otras culturas es el blanco. Lo cierto es que en la nuestra, en la cultura occidental, hay bastantes coincidencias en cuanto al significado que le damos a los colores.

Pero además, parece ser que el que nos guste más un color que otro, no es producto del azar; sino que tiene que ver con nuestra personalidad. Eva Heller, en su libro, “la Psicología del Color”, hace un análisis de lo que significa en nuestra cultura cada color. Te pongo aquí un pequeño resumen.

El color blanco

El color blanco lo asociamos con la pureza, la inocencia, la paz y también con la limpieza. Es un color que transmite calma. Es aséptico, por lo que es el color predominante en hospitales o laboratorios.

El blanco es un color imparcial, por lo que, lo blanco lo percibimos como neutral y limpio. Pero, en algunas ocasiones nos puede crear angustia; por ejemplo, en una situación de examen, la típica expresión de “quedarse en blanco”.

El color amarillo

Este color solemos asociarlo con aspectos positivos como la alegría, la creatividad y la juventud, de hecho, muchos de los juguetes para niños pequeños son de este color, y seguramente no elegiríamos vestirnos de amarillo en un día triste. Sin embargo, también se asocia con celos, envidia, advertencias, traición y hasta con la mala suerte. No en vano está vetado en el teatro, por ejemplo.

Las personas a las que les gusta el amarillo, suelen ser personas creativas, autocríticas, exigentes con los que le rodean y con facilidad para controlar sus emociones. Se recomienda utilizarlo en lugares de estudio, donde se necesite estar concentrado.

El color naranja

Es un color que capta nuestra atención de manera inmediata. Según la psicología del color, representa lo singular, lo extravagante y la energía.

Las personas que prefieren el naranja son personas muy sociables pero que saben poner los límites para mantener un equilibrio y saber estar. Son personas activas que necesitan hacer cosas nuevas cada día.

Sirve como estimulante para las personas tristes o muy tímidas.

El color rojo

Es otro de los colores que capta rápidamente nuestra atención. Por supuesto lo asociamos con la alegría, la pasión, el fuego y el amor, pero también con lo prohibido, con la sangre o los suspensos. Nos pone en alerta. Es casi imposible no fijarnos en algo que sea rojo.

Las personas que prefieren este color sobre el resto, suelen ser personas muy activas, con personalidad fuerte, optimistas y competitivas. Son personas seguras de sí mismas pero un tanto impulsivas, poco dadas a la reflexión.

Se recomienda usar el color rojo, a las personas que se encuentran emocionalmente débiles y a las que son algo introvertidas.

El color rosa

Según la psicología del color, el rosa representa dulzura, delicadeza, feminidad, ilusión, erotismo,… Hay muchas personas que adoran este color y compran todo lo que ven con este tono, sin embargo, hay otras muchas que lo detestan, tachándolo de cursi y sexista.

El color azul

Es el color que más cantidad de personas eligen como su favorito. Simboliza la fidelidad, armonía, serenidad, paz, confianza, comunicación, etc. Pero también parece ser un color frío y distante.

Las personas con preferencia por el azul son tranquilas, equilibradas y fieles a sí mismas, lo que significa que no se ven influídos por los demás, harán lo que ellos crean conveniente.

Tiene un efecto calmante, por lo que se recomienda para aliviar el estrés.

El color verde

Es el color más natural ya que es el que más abunda en la naturaleza. Lo asociamos con la esperanza, la salud y la juventud. Es un color armonioso y transmite tranquilidad. En general su significado es positivo pero, en algunas ocasiones no tanto. A nadie le gusta que “le pongan verde”, y algunas personas se ponen “verdes de envidia”.

Las personas que prefieren el verde, son personas tranquilas y relajadas, les gusta estar rodeadas de gente cercana, con las que se sentirán seguros y queridos. En general son personas positivas y deseosas de que los demás reconozcan sus esfuerzos.

El color morado

Se asocia con lo misterioso, con la sabiduría, el lujo y el éxito, pero también lo asociamos con lo religioso y la espiritualidad.
Según la psicología del color, las personas que prefieren el morado son ordenadas, espirituales y muy sensibles, aunque prefieren no mostrar sus sentimientos. Reflexionan muy bien antes de decir lo que piensan.

El color marrón

Podríamos decir que es el color menos apreciado. Se asocia con la fealdad, con la suciedad, con la vagancia y con lo anticuado. Además, la expresión “tener que comerse un marrón”, no le ayuda en absoluto. Aunque también es el color del otoño y nos recuerda a un hogar cálido.

Las personas que se rodean de este color, prefieren lo natural y lo sencillo. Prefieren una vida sencilla rodeados de sus seres queridos que rodeados de cosas materiales.

El color negro

Existe un debate con el negro, y también con el blanco, sobre si son o no colores. El negro se asocia claramente con el luto en nuestra cultura, y también con la noche, la muerte, el poder y el misterio. Lo asociamos además con la mala suerte, todo el mundo huye de los gatos negros y, nadie quiere tener un día de este color.

Claro que el negro también es un color que se suele elegir para la ropa, si queremos transmitir elegancia y sobriedad.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

La Psicología de los Colores
4.5 (90%) 6 votes

2018-02-08T09:26:28+00:00 Artículos de Psicología|

Deje su comentario