La Adicción a las Compras

//La Adicción a las Compras

Los seres humanos, podemos convertirnos en adictos a una serie de sustancias. Como por ejemplo, el alcohol, el tabaco, o cualquier otra sustancia, que sea legal, o no.

Pero no sólo podemos desarrollar una adicción a sustancias; también podemos ser adictos a algunas actividades. El juego o el trabajo, por ejemplo, son algunas de ellas. Vamos a hablar en esta ocasión de la adicción a las compras; que es otra de las actividades a las que podemos ser adictos.

el trastorno de compra compulsiva

La Oniomanía o Trastorno de Compra Compulsiva

La adicción es una enfermedad en la que se va desarrollando, de manera progresiva, una dependencia a algo; que como digo puede ser a una sustancia o a una actividad. La adicción a las compras; también llamada compra compulsiva u oniomanía, se puede definir como el impulso irrefrenable que puede sentir una persona hacia la conducta de comprar.

En este trastorno, la compra deja de ser una actividad divertida, o de adquisición de algo que se necesita. De hecho la persona compra cosas que no necesita en absoluto; hasta convertirse en una conducta compulsiva, y una auténtica necesidad que se vuelve incontrolable.

Algunas personas adictas a la compra, adquieren productos de todo tipo. Otras, en cambio, pueden comprar un tipo concreto de producto; como podría ser bolsos o zapatos, por ejemplo.

Síntomas de la adicción a las compras

No es nada fácil detectar esta adicción de una manera precoz. Ya que, comprar es una actividad que tenemos que hacer todos.

Suelen detectarla las personas más cercanas; pasado un poco de tiempo y viendo la acumulación de objetos que no se utilizan, y que conservan la etiqueta de compra en muchos casos.

Los síntomas son estos:

  • La persona compra constantemente, independientemente de su estado de ánimo. Compra tanto si está triste como si está muy alegre.
  • Siente altos niveles de ansiedad cuando se encuentra en centros comerciales, o sitios donde pueda realizar compras.
  • Quiere resistirse a comprar pero el impulso es tan fuerte que no consigue controlarlo.
  • Se siente satisfecha después de haber realizado las compras, reduciéndose sus niveles de ansiedad.
  • La persona compra por comprar, porque le produce satisfacción, lo que hace que compre cosas que en realidad no necesita. Por lo tanto, pasado un tiempo de la compra, lo que ha adquirido no le interesa para nada.
  • Después de comprar, aparecen sentimientos de culpa y arrepentimiento.
  • Suele ocultar a su entorno que ha estado de compras, o bien, la cantidad de dinero que se ha gastado.

Las causas de la adicción a las compras

La adicción a comprar puede surgir en un primer momento como una forma de evadirse de los problemas y las preocupaciones. Mientras la persona está comprando, olvida momentáneamente sus problemas y consigue distraerse de ellos. Esto actúa como un refuerzo para volver a repetir la actividad; con lo que llega a convertirse en una adicción.

En algunos casos, la compra compulsiva no está más que escondiendo un trastorno mayor; como puede ser una depresión por ejemplo.

La culpa es un sentimiento que juega un papel prioritario en una adicción a la compra, y en el mantenimiento de la misma. En la adicción, porque siempre aparece después de haber realizado las compras. Y en su mantenimiento; porque para aliviar la culpa, la persona vuelve a comprar, con la intención de evadirse de ese sentimiento. Y esta culpa vuelve a aparecer más tarde, convirtiéndose en un círculo vicioso.

Hay determinadas condiciones que pueden hacer que una persona sea más vulnerable a desarrollar una adicción de este tipo: las personas inseguras; las que tienen una baja tolerancia a la frustración o una baja capacidad para enfrentarse a los problemas; personas con baja autoestima, o aquellas que tienen una sensación de vacío en sus vidas. Todos estos son perfiles de personas que resultan más vulnerables a este tipo de adicción.

La probabilidad aumenta, si a las citadas características se le suma la idea que nos llega a todos desde los medios de comunicación; de que comprar muchas cosas te puede hacer una persona más feliz.

La mayor parte de los casos de compra compulsiva se da en personas jóvenes; para las que es muy importante la aceptación social. Y sobre todo en mujeres; especialmente con un alto nivel adquisitivo.

Consecuencias de la adicción a las compras

La consecuencia más evidente es llegar a tener problemas económicos; debido a la gran cantidad de compras que se realizan. La persona llega a pedir dinero prestado a familiares y amigos para comprar; aunque no dirá para qué quiere el dinero, con lo que, empezará a tener deudas.

El malestar emocional, como la tristeza y la sensación de fracaso, así como el aumento de los sentimientos de culpa; harán que la persona sienta un gran sufrimiento.

Con el paso del tiempo, la persona que es adicta a comprar acumulará tal cantidad de objetos que no utiliza, que la familia empezará a sospechar que algo extraño ocurre. Con lo que la persona termina por comprar a escondidas; al tiempo que trata de esconder todo aquello que adquiere.

El tratamiento para el trastorno de compra compulsiva

Para poder superar tanto ésta como cualquier otra adicción, es necesario que la persona admita y reconozca que tiene un problema; y además, que quiera superarlo. Esto no es lo más frecuente: y suelen ser los familiares los que piden orientación profesional en un principio.

El tratamiento de la adicción a las compras, tiene una particularidad en relación a otras adicciones; y es que no se puede evitar el acceso al objeto de la adicción…como por ejemplo en el caso de alcohol o drogas.

Comprar es una actividad que tenemos que hacer de manera obligatoria; por esta razón, uno de los objetivos del tratamiento, es que la persona aprenda a comprar con responsabilidad…a saber diferenciar lo que realmente necesita de lo que no.

Además, habría que identificar si existe algún trastorno subyacente a la adicción; como sería una depresión por ejemplo, para tratarlo también.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

La Adicción a las Compras
4.7 (93.33%) 3 votes

2018-02-08T09:26:28+00:00 Artículos de Psicología|

Deje su comentario