¿Qué hacer si tu ex quiere volver, pero tienes dudas? Es posible que hayas vivido lo que te voy a contar a continuación.

tu ex quiere volver

Hace poco tiempo has roto con tu pareja. Cosa que no pensaste nunca que ocurriría. Había tanta complicidad, había tanta conexión, parecía que estaban hechos el uno para el otro. Por fin, habías encontrado la mitad de esa naranja que siempre te prometieron que encontrarías.

Pero pasó, las cosas empezaron a no ser como tú esperabas, como habías imaginado. La relación no resultó ser tan idílica como parecía. y al final, se terminó.

El duelo por la ruptura

Claro que, a pesar de la decepción, siguen existiendo los sentimientos, y esa ruptura hace que te duela el alma. No sabes dónde está el alma, no sabes siquiera si existe o no…. Pero te duele.

Te ha costado la misma vida recuperarte, aunque sólo sea un poco. Has llorado lo que no está escrito, has mantenido el monotema cada vez que quedabas con un amigo, te has escuchado todas las canciones de desamor que se han escrito en los últimos diez años, y al final, parece que empiezas a levantar cabeza.

Pero algunas veces ocurre que, cuando te encuentras algo mejor, cuando empiezas a retomar tu vida, justo en ese momento en que vuelves a ser persona, un día, suena tu teléfono y allí está, tu ex, que te llama por teléfono.

No sabes ni qué hacer, no te lo esperabas, no sabes si contestarle o no. Por supuesto, contestas. Y… ¡sorpresa! Tu ex te dice que quiere verte, que necesita hablar contigo.

Tu ex quiere volver

Te echa de menos, no soporta estar lejos de ti y quiere pedirte que retomen la relación, que le des otra oportunidad. Justo eso, era lo que habrías querido que pasara hace un par de meses. Pero ahora… necesitas pensarlo un poco al menos, y eso es lo que le dices, “dame un poco de tiempo para pensar”.

Y te tomas unos días para esa tarea. Claro que, esos días son un auténtico infierno, porque no es una decisión tan fácil de tomar. Si te dejas llevar por tus sentimientos, le dirías que sí, inmediatamente.

Pero, tus pensamientos tienen muchas dudas. ¿A quién hacerle caso? ¿a los sentimientos o a los pensamientos?. Puede incluso que intentes pedir ayuda a tus amigos o a tu familia, pensando que ellos podrán ayudarte a tomar la decisión. Siento decirte que es algo tan personal, que sólo puedes decidirlo tú.

Claro que, en casos como este que te cuento, solemos cometer el error de creer que, si los sentimientos me dicen que sí, es que es eso lo que debo hacer. “Si lo siento así, es porque es lo correcto”.

Sin embargo, hay ocasiones en que los sentimientos dicen que sí, pero no tienen la razón. Por tanto, lo mejor que podemos hacer es pensar también un poco, antes de decidir. Porque, podría ser que tengas sentimientos por alguien que sabes que no te conviene, que sabes que te hace sufrir, por ejemplo.

Dicho de otra manera; deberás pensar si lo que tenías era una relación sana, por la que valdría la pena volver, o por el contrario era una relación tóxica, que te hizo sufrir y lo seguirá haciendo si vuelves.

Cómo saber si era una relación tóxica

Hay algunos aspectos que te indicarán si lo que tenías era una relación tóxica, de la que al final te pudiste librar. Los siguientes datos te pueden orientar.

  • La relación estaba repleta de enfados y de discusiones. Aunque por supuesto había momentos buenos, éstos eran la minoría. Eso sí, en esos momentos buenos, se te olvidaba todo lo malo que había pasado, aunque fuera muy grave.
  • Además de discusiones, había también mucho control y celos, que no te dejaban vivir.
  • Los conflictos se terminaban con promesas de cambio, que después no se producían nunca.
  • Si lo piensas con detenimiento, sufrías más de lo que eras feliz.

Qué es lo que debes preguntarte antes de tomar una decisión

Esto último te puede indicar, con bastante claridad, si lo que tenías era una relación sana y constructiva, o por el contrario se trataba de una relación tóxica. Si confirmas que era esto último, tal vez no sería buena idea que te dejaras llevar por tus sentimientos y volvieras con tu ex. Lo siguiente que te propongo, es lo que tendrías que pensar antes de tomar la decisión de volver.

En primer lugar, tendrías que pensar en cuál fue el motivo de la ruptura. Porque, una cosa es que haya sido tu ex quien rompió y que ahora se haya arrepentido, y otra que fueras tú quien lo hizo.

En el caso de que fueras tú quien rompió la relación, piensa en cuál fue el motivo que te llevó a tomar esa decisión. ¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿Ese motivo ya no existe? Porque, si había algo que entorpecía la relación y te llevó a romper, mientras eso siga existiendo, no tiene sentido retomarla, todo volverá a ser como antes.

Si por el contrario fue tu ex quien rompió, también tendrá que explicarte, qué es lo que ha cambiado con respecto al motivo que le llevó a romper la relación.

Por otra parte, si lo tenías claro cuando tomaste la decisión, ¿qué es lo que te hace dudar ahora? ¿La insistencia de tu ex por retomar la relación? ¿Tu sentimiento de culpa porque te dice que lo está pasando mal? ¿Sus promesas de que todo será diferente?

Tendrías que valorar qué es lo que te está haciendo dudar, si es lo que tú piensas, o es la actitud de tu ex. Si es sólo su insistencia, tal vez tendrías que pensarlo muy bien.

Sé sincero o sincera contigo mismo, ¿crees que si le das una nueva oportunidad, las cosas irán mejor que antes? O por el contrario ¿volverás a verte en una relación de pareja que no es como tú consideras que debe ser? ¿Quieres volver a toda costa, aún sabiendo que las cosas no irán mejor?

Si tienes la seguridad de que ocurrirá esto último, es mejor que no te dejes llevar por tus sentimientos, y le hagas más caso a tus pensamientos.

Por último, podrías tener una conversación con tu ex, en la que se hablase de qué cambios concretos necesitaría la relación para que vaya bien. Esto podría darte una buena información, siempre que los cambios vengan por parte de los dos, y no por parte de uno solo.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.