El Síndrome de Burnout o del Quemado Laboral

//El Síndrome de Burnout o del Quemado Laboral

Es probable que alguna vez hayas dicho, o se lo hayas oído decir a alguien, eso de “estoy quemado”…refiriéndose al agotamiento que sienten por su trabajo.

Pues bien, el término no es equivocado. Efectivamente existe un síndrome, relacionado con el exceso de estrés en el trabajo, que se llama Síndrome de “Burnout”; o síndrome del quemado laboral.

Síndrome de Burnout o Síndrome del Quemado Laboral

¿Qué es el Síndrome de Burnout?

El burnout laboral es un trastorno de tipo emocional; que, como te decía, está relacionado con el ámbito laboral. Tiene que ver con el exceso de estrés que puede causar el trabajo en la persona, unido a su estilo de vida.

Este síndrome puede tener unas consecuencias muy graves para la persona que lo sufre; tanto para su salud física, como para la psicológica.

La persona con este síndrome termina con un gran agotamiento físico y emocional; y sin motivación para desempeñar sus funciones en el trabajo.

Cuáles son las consecuencias del Síndrome de Burnout

Desde el punto de vista psicológico, las principales consecuencias del síndrome del quemado son un alto nivel de ansiedad; y la aparición de cuadros depresivos que son, por otra parte, las causas más frecuentes de baja laboral.

Curiosamente; este síndrome aparece con mayor frecuencia en aquellas personas que han elegido su profesión de manera vocacional. Y con menor frecuencia, en los trabajos que se realizan de manera obligatoria.

Es muy frecuente su aparición, en profesiones en las que se trabaja atendiendo a otras personas, por ejemplo, en los profesores, médicos o enfermeras.

El malestar producido por este síndrome, se empieza manifestando en el puesto de trabajo, por supuesto, pero, con el paso del tiempo, termina también por afectar a la vida familiar y social de la persona que lo sufre.

Cuáles son las causas del Síndrome de Burnout

La principal causa de la aparición de este síndrome es el exceso de estrés en el lugar de trabajo; mantenido durante un largo periodo de tiempo.

Ese alto nivel de estrés, si se une con elementos como por ejemplo:

  • Una carga de trabajo que pueda resultar excesiva, de manera que la persona no pueda nunca salir del trabajo a su hora.
  • Mala relación con sus compañeros de trabajo y al mismo tiempo, poco apoyo en sus relaciones personales.
  • Poca o ninguna autonomía en su desempeño laboral
  • La falta de la formación adecuada para desempeñar sus funciones en el trabajo

Todo esto y alguna otro agravante: como pueden ser el trabajo por turnos o el trabajar durante la noche, provocan, sin lugar a dudas, un estrés crónico; que puede tener como consecuencia el Síndrome del Quemado.

Otros factores de riesgo

Además de todos estos elementos, hay otros factores que pueden propiciar la aparición del estrés y por tanto del Síndrome de Burnout.

  • Que no se cumplan las expectativas que tiene el trabajador en cuanto a su desempeño laboral. Por ejemplo, si tiene expectativas de un ascenso en el trabajo y éste no se produce, es más probable que desarrolle un estrés crónico.
  • Las cualidades que tenga la persona. Es decir que, si la persona tiene unas características personales en concreto, es más propensa a sufrir estrés. Las personas con inseguridad, conformistas y dependientes, pueden sufrir más ansiedad y síntomas depresivos, cuando se ven obligados a enfrentarse a situaciones de estrés.
  • Que las condiciones físicas en el lugar de trabajo no sean las adecuadas. Por ejemplo, mucho ruido o poca iluminación; es otro factor que puede influir.

Cuáles son los síntomas del Síndrome del Quemado.

Los síntomas que pueden indicar que un trabajador sufre del Síndrome de Burnout son muy parecidos a los síntomas de estrés crónico, y son estos:

  • Sensación de agotamiento.
  • Sensación de haber fracasado, también es un síntoma importante. El trabajador siente que no se ha realizado como persona.
  • Problemas para mantener la concentración en una tarea.
  • Autoestima baja
  • Estado de nerviosismo. Puede tener conductas agresivas, se siente impaciente, aburrido y más irritable de lo normal.
  • Tiene frecuentes dolores de cabeza, así como taquicardias e insomnio.
  • Bajo rendimiento en sus funciones laborales. Falta muchos días a su trabajo.

Cómo prevenir el Síndrome de Burnout.

El síndrome del quemado se puede prevenir. Y es la empresa, la primera interesada que debe tomar medidas para su prevención; y así evitar en lo posible, las bajas laborales por estrés.

La empresa tendría que evaluar las situaciones que producen en el empleado estrés y ansiedad; y tomar las medidas oportunas para que estas emociones se reduzcan. Estas acciones le evitarían al trabajador este malestar tan intenso; y a la empresa le evitaría tener tantas bajas por incapacidad temporal.

La empresa puede proveer al empleado de la formación que necesita para desempeñar sus funciones de manera adecuada. Pero además; puede organizar el trabajo de forma que no haya trabajadores con sobrecarga de funciones.

Proporcionarle al trabajador las herramientas para tener una comunicación asertiva, hará que éste pueda tener una buena relación con sus compañeros y pueda, defender sus derechos de una manera sana y adecuada.

Por otra parte, enseñarle a ajustar sus expectativas a la realidad; les servirá para poder trabajar de una forma más cómoda.

El tratamiento para este síndrome pasaría en general, por la utilización de técnicas que ayuden a los trabajador a reducir sus niveles de estrés y ansiedad.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

El Síndrome de Burnout o del Quemado Laboral
4.6 (92%) 5 votes

2018-09-26T20:36:20+00:00Psicología para empresas|

Deje su comentario