Tal vez te haya ocurrido que durante unas vacaciones, has conocido a una persona especial; te has enamorado. Pero, una vez finalizadas esas vacaciones, la distancia física con esa persona es de muchos kilómetros.

O quizás, esa persona especial que has conocido, se ha tenido que ir a otro país, por trabajo o por estudios. También puede ser que, hayas conocido a alguien a través de Internet, que vive en la otra punta del país, o del mundo. Y, cuando te enamoras, te enamoras, y no tienes en cuenta ni la distancia ni ninguna otra circunstancia.

Estas situaciones son cada vez más frecuentes; y hay quien no puede soportar una relación a distancia. Pero hay quien decide intentarlo a pesar de los inconvenientes que ésta puede suponer para una relación de pareja.

las relaciones a distancia

Cuáles son los inconvenientes de la distancia en una relación

Cualquier relación sentimental tiene sus altos y sus bajos, sus problemas por supuesto. Una relación a distancia, no es que tenga más inconvenientes que las otras, es sólo que éstos son diferentes. Seguro que habrá alguno más; pero los siguientes son los que más pueden afectar a la relación.

La ausencia o escasez de contacto físico

Sin duda este es el principal inconveniente, el que más puede pesar en la relación. Porque, cuando estás enamorado, el contacto físico con la persona a la que quieres se vuelve casi una necesidad. Además de que es la forma en que se estrecha y se afianza el vínculo con esa persona.

La desconfianza y los celos

Esto, si se aclara desde un principio el tipo de relación que se quiere establecer, no tendría por qué ocurrir. Sin embargo, la distancia sí que puede facilitar que aparezcan estos sentimientos, al no poder estar cerca de esa persona, conocer su entorno, conocer sus costumbres y vivirlas desde más cerca. Aunque ya sabemos que estos sentimientos también pueden aparecer en una relación muy cercana.

Los plazos demasiado largos para poder pasar un tiempo juntos

Cuando se tiene una relación a distancia, lo más normal es que se establezcan momentos de encuentro, que es además, lo que mantiene la ilusión en la relación.

El que estos plazos sean demasiado largos, ya sea por problemas de agenda con el trabajo o estudios, ya sea por problemas económicos, puede ser una fuente de estrés y frustración; que afecte a la buena relación de esa pareja.

La ausencia puede pesar mucho. Otro inconveniente es la ausencia tan prolongada. Esa persona no está cerca; y cuando tienes un mal día y necesitas un abrazo, por ejemplo, no puede dártelo. Una llamada de teléfono, está muy bien pero nunca será lo mismo.

Algunas ventajas de las relaciones a distancia

Si estás viviendo ahora mismo una relación con mucha distancia de por medio, o estás a punto de embarcarte en una, debes saber que no todo son inconvenientes.

Estas relaciones, tienen algunas ventajas con respecto a las relaciones más tradicionales, que es necesario tener en cuenta.

La relación tarda más tiempo en desgastarse

Toda relación, con el paso del tiempo, se termina desgastando un poco. Cuando ésta es a distancia, se mantiene durante más tiempo la ilusión. La ilusión por ver a la otra persona, cuentas los días que faltan para ello. Pero, hasta un simple mensaje o llamada de teléfono, es más ilusionante. Pero no sólo se mantiene más viva la ilusión, también ocurre esto con la pasión, que también se desgasta más rápidamente con la convivencia.

La ausencia de discusiones

La distancia, facilita que no existan los roces típicos de la convivencia. Tienes tan pocas oportunidades de ver y estar con tu pareja, que no vas a desaprovechar la ocasión y perder el tiempo discutiendo.

No se instala la rutina

El no poder estar con esa persona a diario, hace que de ninguna manera se instale la rutina en la relación. Cada oportunidad de estar con esa persona es única, y cada una se aprovecha para hacer cosas diferentes y gratificantes para los dos. No hay tiempo para entrar en rutinas.

La comunicación se ve reforzada

Ya sabemos que en las parejas más tradicionales, llega un momento, ya sea por cansancio del día a día, o por aburrimiento, en que prácticamente no se habla. En una relación a distancia, ese momento que tienes para hablar con tu pareja, lo aprovechas para contarle todo lo que te ha pasado. Las conversaciones son más extensas.

Evita la dependencia emocional

El hecho de estar tanto tiempo lejos de tu pareja, evita que pueda surgir la dependencia, evita que dejes a un lado tus actividades, o a tus amigos, evita que ajustes tu agenda a la suya. Por el contrario, te obliga a mantener tu propia vida, tus hobbies, tus actividades y tus amigos. Cosa que siempre será saludable para la relación.

Además de todo lo anterior, si una relación de este tipo, es capaz de superar la situación de distancia, se fortalece y podrá superar casi cualquier problema.

Algunos consejos si tienes una relación a distancia

Como ves, son más las ventajas que los inconvenientes de tener una relación a distancia. Sin embargo, y como es verdad que no es nada fácil de llevar, te aporto algunas recomendaciones.

Mantén la confianza en tu pareja

Esto es importante en cualquier relación, pero en las que hay mucha distancia, se vuelve imprescindible. Si no confías, la distancia, las dudas, los celos, pueden terminar por destruir la relación.

La comunicación es importante

Esto no significa que tengas que estar todo el día en contacto con tu pareja, pero, puesto que el contacto físico no es demasiado frecuente, es importante que se tenga un horario, que les venga bien a los dos, para esa comunicación diaria que hace que la distancia sea un poco menos.

También es importante poner fecha para poder verse

Como decía antes, esto no siempre es tan fácil. Pero, intentar poner una fecha para ver a tu pareja, hace que la ilusión se mantenga viva, y que la distancia sea un sacrificio que tendrá su recompensa. Si no hay una fecha concreta, sino que lo que hay es un “ya nos veremos”, puede producir desilusión, y tal vez aburrimiento.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.