Cómo ser feliz según la Psicología

//Cómo ser feliz según la Psicología

Probablemente el objetivo primordial en todo ser humano sea el de ser feliz. Buscamos constantemente estar bien, sentirnos bien, ser felices. Pero… ¿qué es exactamente la felicidad, y qué como podemos ser felices?

cómo alcanzar la felicidad

Qué es la felicidad

Si alguna vez lo has intentado, te habrás dado cuenta de lo difícil que es definir la felicidad. A pesar de ello, hay varias definiciones, desde el punto de vista psicológico, de lo que es la felicidad.

Según la psicología positiva, la felicidad sería la combinación de varios factores, como son:

  • Los aspectos emocionales, que incluyen las experiencias placenteras que tenemos, la alegría y cualquier emoción positiva.
  • El aspecto cognitivo, que es la valoración que hacemos de nuestra vida y la satisfacción que tenemos con ella.
  • El sentido que le damos a nuestra vida, es decir; sentir que nuestra vida tiene un propósito y merece la pena.

Según Seligman, “la felicidad es cuando nuestra vida satisface plenamente nuestras necesidades”. Es decir; somos felices cuando nos sentimos realizados y satisfechos.

¿Cómo podemos ser más felices?

Pero sin duda, lo mas interesante no es saber cómo se define la felicidad, lo interesante es saber cómo podemos ser más felices. Desde la psicología, se dan multitud de consejos para alcanzar la felicidad. Te pondré aquí algunos de ellos para que, si quieres, los pongas en práctica y puedas comprobar el efecto que tienen.

Algunas de las propuestas que se dan, van encaminadas a realizar actividades que potencien nuestras emociones positivas; que serían, las que van a hacernos más felices. Una de las acciones para conseguir ésto, que propone la terapia de aceptación y compromiso, es la de disfrutar de todos los momentos. Esto podemos hacerlo tanto con el presente, como con el pasado o el futuro.

Disfrutar el presente

Con el presente, nos propone vivir de manera plena el momento actual. Se trataría de poner nuestra atención absoluta en la experiencia que estamos teniendo en cada instante, sin estar pensando en otra situación o en otros momentos.

Parece ser que, concentrarnos en lo que nos está ocurriendo ahora, en este mismo minuto, nos hace experimentar emociones positivas y por lo tanto, nos sirve para disfrutar de todos los momentos; aumentando así nuestra felicidad.

Revivir los buenos recuerdos

Además de vivir el presente, nos propone también disfrutar de los recuerdos buenos que tenemos del pasado.

Recordarlos para nosotros mismos; o bien, para contárselos a otras personas, nos sirve para experimentar de nuevo esas emociones positivas que tuvimos, y para aumentar nuestra felicidad. Recordar nuestros logros y éxitos que hemos tenido en el pasado, producen también este mismo efecto.

Proyectarnos al éxito

En cuanto al futuro; podemos crear las emociones positivas, cuando nos permitimos pensar, creer e imaginar, que todo lo que haremos, tendrá éxito. Claro que, también debemos ser capaces de aceptar que las posibilidades de fracaso, también existen.

Ser agradecidos

Por otra parte, hay estudios que han demostrado que, expresar nuestro agradecimiento a aquellas personas que nos han ayudado, que nos han hecho algún favor, aumenta nuestras emociones positivas.

Un estudio ha demostrado que, mostrarnos agradecidos con los demás, aumenta nuestra felicidad en un veinticinco por ciento.

Pero no sólo dar las gracias a personas concretas produce este efecto: agradecer y valorar las cosas buenas que nos ocurren, también lo tiene. De la misma manera, ser generosos con los demás, ayudar a otras personas aunque sea en pequeñas tareas, hace igualmente que tengamos emociones positivas.

Otras propuestas para ser feliz

Otras propuestas para alcanzar la felicidad, vienen de la mano del doctor Tal Ben-Shahar, profesor en la Universidad de Harvard y experto en psicología positiva, quien asegura que la alegría se puede aprender; igual que se aprenden otras tareas.

Uno de los consejos que nos da este profesor, es que nos perdonemos nuestros fracasos. Según explica, es imposible que vivamos sin sentir ninguna emoción negativa. Por tanto, si aceptamos nuestras emociones negativas, disfrutaremos mucho más de las positivas.

Al mismo tiempo, debemos reinterpretar los fracasos; podemos verlos o como una catástrofe, o como una oportunidad para aprender y mejorar.

Otro de sus consejos para ser feliz, es practicar algo de ejercicio físico, que no tiene por qué ser muy intenso, bastaría con caminar treinta minutos al día. Con este simple ejercicio, nuestro cerebro libera endorfinas, que son unos opiáceos naturales que disminuyen el dolor y aumentan el bienestar.

Algunos otros consejos que nos da la ciencia para alcanzar la felicidad son estos:

Cuidar de ti mismo

Parece ser que seremos más felices si nos cuidamos, nos prestamos atención y nos dedicamos tiempo a nosotros mismos.

Vigila tus pensamientos

Podrás ser más feliz, si tienes la menor cantidad de pensamientos negativos que te sea posible. Es cierto que podemos tener miles de pensamientos en un solo día, buenos y malos, pero tú decides los que quieres que se queden y los que prefieres desechar.

Mantén el contacto social

Cuando nos relacionamos con otras personas, quedamos con gente, hablamos, nos reímos,… vamos a sentirnos mejor, más felices. Si además las personas con las que tenemos relación, son personas que tienen una actitud positiva, de esas que nos contagian la alegría, y por tanto la felicidad, van a provocar mucho bienestar en nosotros.

Tomar el sol

Los estudios sobre el tema han demostrado que exponerse a los rayos del sol por unos minutos cada día, activa la producción de serotonina. Esto hará que mejore nuestro humor y el estado de ánimo.

Como ves, son varias las propuestas que nos ofrece la ciencia para alcanzar la felicidad. Puedes ponerlos en práctica todos o algunos y comprobar qué ocurre.

Pero: como la felicidad es muy relativa, será trabajo de cada uno averiguar qué es lo que le hace más feliz.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Cómo ser feliz según la Psicología
4.4 (88%) 5 votes

2018-05-16T11:34:34+00:00Artículos de Psicología|

Deje su comentario