Cómo retomar tu vida después de una ruptura

//Cómo retomar tu vida después de una ruptura

Fueron muchos años de compartir momentos bonitos , románticos y divertidos, ¡a que sí! Pero también fueron muchos años de problemas, de resolver conflictos, de intentar llegar a acuerdos, de hacer lo posible para que todo funcionara bien,… y al final, no pudo ser y se rompió. Era algo que no querías que pasara; o por lo menos, algo que no esperabas que pasara. Pero ocurrió; y tu relación de pareja se ha terminado.

Ahora toca retomar tu vida, y digo “retomar”, no porque hubieras dejado de vivir en esos años: sino porque te habías dedicado a otras cosas y a otras personas. Y ahora, te toca dedicarte exclusivamente a ti.

Ahora te toca, hacer solo o sola, muchas de las cosas que hasta hace poco hacías con tu pareja. Y a esto, habrá que acostumbrarse de manera progresiva .

como retomar tu vida tras una ruptura amorosa

¿Qué hacer después de una ruptura?

Ya sabes que, lo primero de todo será pasar ese proceso de duelo, que no queda más remedio que pasar; y del que no hablaremos hoy, porque ya lo hemos hablado en otros momentos.

Hoy nos toca, como decía, retomar tu vida después de ese proceso. Porque, llevas años haciendo unas determinadas cosas y de una forma concreta. Y ahora quieras o no, las cosas serán diferentes, tu vida será diferente.

Acepta la realidad

Para empezar, será mejor que aceptes la realidad; que no te aferres a lo que pudo ser, o a que tal vez se pueda retomar. Aferrarte a lo que pudo ser y no fue, o mantener la esperanza de que la relación pueda continuar, solo te mantiene anclado en el pasado; y no te va a dejar vivir tu presente ni tu futuro.

Así que, por mucho que eso fastidie, acepta que ese episodio de tu vida forma parte del pasado. Por lo general, cuando se llega al punto de plantearse la separación, no suele tener vuelta atrás.

Es mucho mejor aceptar la realidad aunque sea dolorosa. Ya que con el paso del tiempo irá doliendo cada vez menos. Es mucho mejor que mantener la esperanza de algo que no ocurrirá, y alargar en el tiempo ese sufrimiento.

Aceptar la realidad no solo significa no aferrarte al pasado; también significa no estar todo el tiempo pendiente de tu ex pareja. No estar pendiente de qué publica en el Facebook, de quiénes o quién es la persona con la que sale en la foto, no preguntar por él o ella a los amigos comunes, etc… Hacer todas esas cosas, también es mantener tu atención en el pasado. Al fin y al cabo, esa persona ya no forma parte de tu vida; así que mejor no vigiles lo que hace.

No busques culpables

Es mejor que no busques culpables, y es mejor porque seguramente no los hay. ¿Responsabilidades? Pues sí, de esas seguro que sí que las hay; pero, sin duda se dividen a partes iguales. Nunca es uno solo el responsable de una ruptura.

Piensa que, el amor puede acabarse; y si eso ocurre, nadie tiene la culpa. Se acabó y punto. Cuando no buscas culpables y aceptas que cada uno ha tenido su responsabilidad, no pensarás en venganzas; que al final, solo sirven para mantener un vínculo que ya no existe.

Retoma el contacto con tus amigos y con tu familia

Que no quiero decir que durante la relación les hayas abandonado, pero, ya sabemos lo que pasa con esto; seguro les habrás dedicado menos tiempo del que te hubiera gustado.

Por lo tanto, ahora es el momento de pasar más tiempo con ellos. Y de paso, tener cerca a toda esa gente que te quiere, te servirá como apoyo y te hará sentir mucho mejor.

Recuerda que los amigos también te sirven para desahogarte, para expresar lo que sientes y cómo te sientes. Pero, recuerda también que ese “desahogarte” no debes alargarlo demasiado en el tiempo. Si lo haces, por una parte seguirás centrado en el pasado; y por la otra, tus amigos pueden terminar de ti hasta el gorro.

Retomas las actividades que te gustan

Además de esas personas importantes en tu vida, estaría muy bien que retomaras las actividades que te gustan. Cuando vives o estás en pareja, hay que llegar a acuerdos sobre las cosas que se hacen, y es posible que hayas dejado a un lado, lo que te gusta a ti.

Bien, pues es el momento también de retomar todas esas actividades que realmente te gustan, esas que te hacen sentir bien. Es el momento de atender exclusivamente a tus preferencias; y también de divertirte. Cuando haces actividades que te gustan y te divierten, disminuyen las emociones negativas y se mejora el estado de ánimo.

Disfruta de estar contigo

Es cierto que somos seres sociales y nos gusta estar en compañía de otras personas, pero, aprender a estar con nosotros mismos puede ser también una experiencia gratificante. Cuando aprendes a disfrutar de un paseo o un café contigo mismo, aprendes también a conocerte mejor y a estar a gusto; sin la necesidad de que haya alguien más a tu lado.

No te descuides

El que ahora no tengas pareja, no quiere decir que tu vida se tenga que parar. Por lo tanto, habrás de trabajar tu autoestima, aunque esto hay que hacerlo siempre, ahora debes seguir haciéndolo. No descuidar tu aspecto físico y verte bien a ti mismo, ayuda mucho en esta tarea.

En resumen, cuando iniciamos una relación de pareja, esperamos que sea para siempre. Algunas veces lo es, pero muchas otras veces, no, y lo mejor es aceptarlo y, continuar con tu vida, que seguro, seguirá teniendo cosas buenas.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Cómo retomar tu vida después de una ruptura
4.4 (88%) 5 votes

2018-04-23T19:40:43+00:00 Artículos de Psicología|

Deje su comentario