En general, nos pasamos gran parte del día haciendo cosas, pero a las que le prestamos poca o ninguna atención. Es decir, hacemos muchas cosas sin mantener la concentración en lo que hacemos, mientras pensamos en lo que nos pasó ayer o lo que tenemos que hacer después. Dicho de otra forma, funcionamos con el piloto automático puesto.

mejorar tu concentración

Tal vez en algunos momentos, en los que necesitas estar concentrado, haya algún pensamiento o preocupación, que centra toda tu atención y no te permite concentrarte en lo que estás haciendo. Pero, puede ocurrir también que, seas de esas personas que, sin preocupación alguna, no eres capaz de mantenerte concentrado en una tarea, y hasta el vuelo de una mosca a tu lado, te llega a despistar. Y piensas que, tendrías que entrenar tu capacidad de concentración.

Y, como la concentración no es algo que se tiene o no se tiene y hay que aguantarse, sino que es algo que se puede entrenar, te quiero proponer, por si estuvieras interesado en ello, algunos ejercicios que pueden ayudarte a mejorar tu concentración.

Qué es la concentración

Debemos hacer aquí una distinción, entre atención y concentración. La atención es focalizar todos tus sentidos en una tarea, la concentración sería, mantener esa atención durante cierto tiempo, evitando las distracciones.

La concentración se compone de los recursos cognitivos que tengas, junto a los elementos del entorno, es decir, esas distracciones de las que hablaba, que desvían tu atención de la tarea en cuestión.

Tal vez te parezca que la concentración es sólo necesario para hacer una tarea importante, como sería trabajar o estudiar. Claro que, estar concentrados en esas dos tareas, nos permitirá rendir mejor. Sin embargo, mantener la concentración en todo lo que hacemos, nos permite disfrutar de cada momento, de cada situación y de cada sensación, y no andar por la vida en modo automático.

Cuáles son las causas de que no te concentres

Hay varias causas por las que es posible que no tengas toda la concentración que quisieras, y, sería bueno que averiguaras cuál es la que está provocando tu falta de concentración, para que puedas solucionarlo mejor.

El cansancio y la falta de sueño

Esta es una de las más frecuentes. Cuando estás muy cansado, o cuando no has dormido bien, es mucho más fácil que no consigas mantener la concentración en lo que haces. Así que, ya sabes, es muy importante dormir las horas adecuadas, para poder rendir mejor, reducir la ansiedad y el estrés, que son factores que afectan a la concentración.

El estrés y las preocupaciones

Son otras de las causas. Con un nivel alto de estrés, tampoco es fácil mantener la atención en una tarea por mucho tiempo. Si además, hay algunas cosas que te preocupan y que no puedes quitarte de la cabeza, tampoco será sencillo que te concentres.

El exceso de estímulos

Tampoco es nada fácil mantener la concentración, cuando estás pendiente de muchas cosas a la vez, móvil, mensajes, redes sociales, trabajo,… así no hay quien pueda. Por tanto, cuando quieras concentrarte en algo en concreto, procura evitar todos aquellos estímulos que no tengan que ver con lo que quieres hacer.

El poco entusiasmo

Con poco entusiasmo quiero decir que, si lo que tienes que hacer es algo que no te gusta para nada, si es algo que te aburre soberanamente, tendrás que hacer un gran esfuerzo para concentrarte en ello, porque, desde luego, motivación no tendrás demasiada.

Cómo mejorar tu concentración

Como te decía, estar concentrado no sólo te ayuda a rendir mejor en el trabajo y los estudios, que también, sino que te ayuda a vivir con mayor intensidad todo aquello que hagas, hasta los momentos de ocio, sin dejarte distraer por preocupaciones o estímulos externos. Es decir, te ayuda a estar, y vivir en el presente. Pero además de eso, todo lo que hagas con la mayor concentración, podrás recordarlo mejor, con lo que te ayuda también a tener mejor memoria. Para mejorar la concentración, hay algunos ejercicios muy sencillos, que puedes hacer durante unos minutos cada día.

Procura no hacer dos cosas a la vez

Si lo que quieres es potenciar tu concentración, estar pendiente de dos o más cosas a la vez, no ayuda para nada. Mejor hazlas de una en una, intentando concentrarte en lo que estás haciendo.

Céntrate en tu respiración

Otro ejercicio muy sencillo, es tumbarte un ratito cuando tengas tiempo, y centrar tu atención durante unos minutos, únicamente en tu respiración. Es verdad que, al principio puede ser difícil, porque los pensamientos te invadirán y dejarás de estar pendiente de la respiración, pero como todo, es cuestión de práctica.

Asómate a la ventana, y, en el paisaje que tienes delante, fíjate en alguno de los elementos. Un edificio, un árbol, una montaña,.. concéntrate en ese elemento. Fíjate en su forma, en su color, en su tamaño, en todos sus detalles. Si te llega a la cabeza otro pensamiento, intenta apartarlo y vuelve a fijarte en ese elemento, durante unos cinco minutos al menos.

También puedes ejercitar la concentración, cerrando los ojos y centrando toda tu atención en los sonidos que se escuchan a tu alrededor. El tráfico, los pájaros, las voces,… Pero también, salir a dar un paseo, y centrarte en los olores que percibes. Es probable que identifiques muchos olores, que por lo general te pasan desapercibidos.

Ejercita tu mente

Otras maneras más entretenidas de potenciar la concentración, es por ejemplo, hacer crucigramas, sopas de letras, o cualquier pasatiempo de ese estilo, o jugar a ajedrez, que requieren estar muy concentrado.

Todos los ejercicios anteriores, te pueden servir para desarrollar la concentración. Pero, si lo que quieres es estar concentrado a la hora de estudiar o trabajar, lo mejor sería que tuvieras en cuenta estas cosas.

El lugar donde vas a estar, debe estar ordenado y lo más despejado posible. Sería mejor que no haya mucho ruido ni elementos que te distraigan, como tener música o el móvil al lado, por ejemplo. Sería ideal que empieces por lo que te resulte más difícil y dejes lo más fácil para el final, y que hagas descansos cada cierto tiempo.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.