Somos humanos y a veces nos pasa. Nos pasa que, nos equivocamos, metemos la pata y, como consecuencia de ello, hay alguien cercano y a quien queremos, que se enfada con nosotros. En ese caso, y si es una persona que realmente te importa, tendrás que hablar con ella e intentar arreglar las cosas.

cómo hablar con alguien enfadadp

Pero claro, una persona que está enfadada, podemos decir que no está en su estado normal. Con lo que, es conveniente elegir muy bien lo que le decimos, porque quizás lo que digamos pueda hacer que las cosas empeoren aún más.

No importa si tiene razón en su enfado, o si no la tiene. O incluso si la tiene, pero no es para tanto enfado. Lo importante es que, algunas cosas de las que digamos pueden servir para echar más leña al fuego, mientras que otras servirán para encontrar soluciones.

Y eso es lo que te escribo en esta ocasión: qué decir y qué no decir a una persona que se ha enfadado contigo.

Qué es lo que no debes decirle a una persona enfadada

Voy a empezar por aquello que es mejor no decir en esa situación, porque podría empeorar las cosas y hacer que esa persona se enfade aún más.

No le digas que se calme

Esas expresiones que solemos decir a alguien que está enfadado cómo “tranquilo”, “cálmate”, o “no te pongas nervioso”, sólo harán que se enfade más. ¿O acaso tú te has quitado un enfado alguna vez cuando te han dicho que te calmes?

No podemos controlar un enfado, por lo tanto, que nos digan que nos calmemos, es como poner en duda nuestra capacidad de autocontrol; lo que hará que nos enfademos más.

Es como si el otro, estuviera diciendo que no tenemos motivos para enfadarnos; como si esa emoción que sentimos, no tuviera razón de ser. Además de esto, al decir “cálmate” le estás dando una orden; y ya te digo yo que no es el mejor momento para eso.

No le digas “cuando te hayas calmado hablamos”

Esto, por la misma razón que el punto anterior. Porque cuando alguien está enfadado, no se puede calmar así porque sí. Lo que necesita una persona que se ha enfadado, es hablar de lo que ha ocurrido. Después de eso se podrá calmar, pero no lo hará antes y menos porque tú se lo digas.

No le digas «no es para tanto»

No le digas que no es para tanto, ni que tú no te enfadas nunca de esa manera. Esto también le enfadará más. Porque ni esa persona es igual que tú, con lo que no le enfadarán las mismas cosas que a ti, ni eres tú quien debe decidir si ha sido para tanto o no lo ha sido.

A cada uno le molesta lo que le molesta, así que no valores su grado de enfado, porque no podrás ser objetivo.

No hagas bromas

Si has pensado por un momento hacerte el gracioso y hacer una broma de la situación, será mejor que deseches la idea. Puede que para ti sea gracioso lo que digas, pero a alguien que está molesto y enfadado contigo, es muy probable que no se lo parezca.

Con todo lo anterior, o con expresiones de ese tipo, no podrás solucionar el problema. Lo que es más probable que consigas es que esa persona se enfade más, porque con ninguna de ellas le estarás expresando comprensión ni empatía.

Qué es lo que sí debes decirle a una persona enfadada

Como te decía, hay algunas cosas que puedes decirle, que sí que te servirán para solucionar el conflicto. Con las que te cuento a continuación, le darás a entender a esa persona, que le estás comprendiendo y que estás dispuesto a solucionarlo.

Pregúntale qué es lo que le ha molestado

Con esta pregunta, sí que estás demostrando interés por comprenderle, mucho más que si le dices que se calme. Le estás dando la opción de desahogarse y explicarte qué es lo que le ha molestado.

Escúchale de manera activa

De manera activa quiere decir que, con tu actitud, esa persona no tenga dudas de que le estás escuchando. Déjale que termine de hablar, mírale mientras está hablando. Asiente con la cabeza cuando sea necesario, no mires a otros sitios y mucho menos al móvil.

Hazle preguntas para aclararlo mejor

Si hay alguna cosa con la que te han quedado dudas de lo que te ha dicho, hazle preguntas concretas sobre ello, para que puedas tenerlo todo muy claro.

Haz un breve resumen

Una vez esté todo claro, haz un breve resumen de lo que te ha dicho. “por lo que me cuentas, lo que te ha molestado exactamente ha sido….”. Esto le demuestra a la persona que efectivamente le has estado escuchando con atención.

Expresa tu comprensión y agradece su sinceridad

Por una parte, exprésale tu comprensión acerca del sentimiento que tiene en ese momento. Por la otra, dale las gracias por haberte dicho a la cara, y no a tus espaldas, qué es lo que le había molestado.

Esto último, facilita mucho la solución del conflicto, ya que, una persona que está molesta contigo, no espera para nada, que le agradezcas habértelo contado.

Pregúntale qué desea que hagas al respecto

Por último, pregúntale qué necesita o de qué manera prefiere resolver el problema. Puesto que es esa persona la que se ha enfadado, es justo saber de qué manera le gustaría a ella resolver el conflicto. Una vez que te lo diga, también puedes darle tú alguna otra opción.

Fíjate que, en todos los pasos anteriores, estás teniendo en cuenta a la persona y a sus emociones. Y esto, esa persona lo notará. Por lo tanto, no será difícil llegar a un acuerdo y solucionar el conflicto que se había producido.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.