Cómo dejar de sentirse solo

//Cómo dejar de sentirse solo

Estar solo no tiene necesariamente por qué ser algo desagradable. De hecho, hay muchas personas que están solas y les gusta estarlo; están con ellas mismas y disfrutan de su soledad.

Lo que sí puede ser muy desagradable es sentirse solo, que no es lo mismo que estarlo. Y en esta situación hay muchas otras personas que, por diferentes circunstancias, tienen que estar solos y no lo llevan demasiado bien. El deseo de estar en compañía y no poder lograrlo, les hace estar tristes y deprimidos; incluso hay quien no lo puede soportar.

Cómo dejar de sentrise solo

Pasamos por diferentes etapas en nuestra vida, por lo que, en alguna de ellas, nos puede tocar estar solos; una temporada que podría ser más o menos larga.

Como decía, algunas personas no llevan nada bien esta circunstancia y lo pasan realmente mal. Si bien es cierto que no es posible hacer más corta esa temporada que toca estar en soledad, sí que hay algunas cosas que pueden hacerla más agradable y llevadera. Sobre todo para aquellas personas a las que no les gusta estar solas.

En realidad, sentirse solo o no, depende en gran medida de cómo se interprete ese “estar solo”. Depende de la actitud que se tenga ante esa soledad; y de los pensamientos que se tengan acerca de ella. Aunque esto es así en cualquier situación: los acontecimientos son neutros; somos nosotros quienes los interpretamos, de manera que produzcan más o menos malestar.

Por ejemplo; si interpretas la soledad como una situación que te hará sufrir si o si, o como algo poco frecuente que por desgracia te tocó vivir a ti…o bien, como un castigo de la vida que le ha dado por fastidiarte, sin lugar a dudas lo pasarás muy mal.

Si por el contrario, vives la soledad como una oportunidad para estar acompañado de ti mismo, para conocerte y crecer personalmente, para hacer lo que quieres cuando te apetece; para aprender a ser feliz sin esperar que venga nadie de fuera a hacer ese trabajo…entonces, la cosa será muy diferente.

Qué hacer ante la sensación de soledad

Además de cambiar la actitud y la interpretación de la soledad, de la que te hablaba antes, hay algunas otras cosas que puedes hacer; y que reducirán o bien, resolverán, la sensación de soledad que puede ser tan incómoda.

Una de las cosas que pueden resolver el sentimiento de soledad es pensar en qué es lo que te haría falta para dejar de sentirte solo. Podrías decirme que te haría falta una pareja, o bien, te haría falta tener más amigos. Pero claro, esto es algo que no puedes ir a comprar al supermercado.

Entonces, la pregunta sería, ¿qué hace que no puedas tener eso que te falta? Quizá… pasar mucho tiempo metido en casa, o bien, hacer pocas actividades en sitios donde hay más gente. Puede que esperar a que alguien te llame y no proponer algo tú; tal vez tener pocas habilidades sociales, ¿o a lo mejor ser una persona muy tímida?

Cuando encuentras los motivos de no tener lo que necesitas, podrás trabajar en ellos para que las cosas cambien. Porque claro, algo tendrás que poner de tu parte.

Ayuda a otros

Otra opción para reducir el sentimiento de soledad, es hacerte voluntario para ayudar a personas que necesitan de la ayuda de otros. Hay estudios que demuestran que cuando haces algo para ayudar a otros, aumenta de manera considerable tu bienestar. Cuidar de otras personas hará que se reduzca el sentimiento de soledad; hará que te sientas más feliz, porque habrá quien disfrute de tu ayuda y de tu compañía.

Cambia el foco de tu atención

O lo que es lo mismo, deja de estar todo el tiempo pendiente de tu soledad. Deja de tener en mente todo el tiempo que te falta compañía, y recuerda todo lo que sí que tienes; que seguro, son muchas otras cosas. Como te decía, casi todo es una cuestión de actitud.

Mantente ocupado

Sin duda; estar haciendo cosas todo el tiempo que sea posible, va a conseguir que ni siquiera te acuerdes de que estás solo. Piensa en todas esas cosas que te gusta hacer; en esas cosas que te hacen sentir bien…o en lo que te gustaría hacer y que aún no has hecho. Llena tu agenda y no tendrás ni tiempo para pensar en ello.

Disponer de mucho tiempo libre no es sano para nadie. Durante el tiempo que estamos inactivos, tendemos a traer a la mente los pensamientos más negativos. Y el sentimiento de soledad, sin duda, puede estar más presente cuando no tienes nada que hacer.

Curiosamente, hay una serie de actividades concretas que hacen que se reduzca el sentimiento de soledad. Algunas de ellas son dar un paseo por la naturaleza, si tienes la posibilidad, lo que hace que te sientas acompañado por ella. Hacer ejercicio físico, también aumenta tu sensación de bienestar. Meterte en la historia de un buen libro, ayuda también a combatir la soledad.

Valora las ventajas de estar solo

Por supuesto, somos seres sociales y a veces queremos, y otras necesitamos, estar en compañía. Pero, muchas veces la compañía implica tener que negociar con otros; para que nadie salga perjudicado.

Cuando estás solo, tú decides lo que haces, lo que no, y cuándo lo haces…lo que comes, cuando lo comes, dónde vas, cuándo vas. En definitiva, eres tú el que decide siempre. Y eso… si lo piensas bien, es una ventaja.

Haz contactos a través de Internet

Otra opción para resolver esa soledad, sería contactar con personas a través de páginas de Internet; en donde puedes unirte a grupos que sean afines a ti en cuanto a gustos, intereses y aficiones.

Pero, la idea sería utilizar Internet para conocer gente y entablar relaciones personales y reales. Por el contrario, dedicar mucho tiempo a las redes sociales, lo que puede hacer es que te aísles de la vida real; que solamente te relaciones de una manera virtual, y esa no es la idea.

Adopta una mascota

Indiscutiblemente, es una buena manera de dejar de sentirse solo. Tener una mascota en casa, la que sea, no solo te aportará compañía; sino que además, tener que cuidar de ella, te hará sentir mucho mejor que si te dedicas a cuidarte a ti solo.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Cómo dejar de sentirse solo
4.7 (93.33%) 3 votes

2018-11-23T13:30:42+00:00Artículos de Psicología|

Deje su comentario