Beneficios psicológicos de hacer ejercicio físico

//Beneficios psicológicos de hacer ejercicio físico

Es bien sabido por todos, que practicar ejercicio físico es beneficioso para la salud de nuestro cuerpo. Porque haciendo deporte, podemos prevenir enfermedades tan importantes como las enfermedades cardiovasculares; o la obesidad, por ejemplo.

Es cierto que muchas personas practican ejercicio físico por esta razón. Aunque también es verdad que algunas otras, lo hacen más por estética; por bajar de peso, o para conseguir el cuerpo musculado con el que se sentirán más a gusto.

Sin embargo, la práctica de ejercicio físico de manera regular no solo es beneficiosa para la salud física, o para conseguir tener un cuerpo diez. Numerosos estudios han demostrado que hacer deporte también nos aportará diversos beneficios psicológicos. Mejorar el estado de ánimo, o aumentar nuestra memoria, son alguno de ellos.

beneficios psicológicos del ejercicio

Qué beneficios psicológicos tiene hacer ejercicio físico

A continuación te explico cuáles son los beneficios que tiene para nuestra mente practicar con regularidad ejercicio físico. Si eres de los que lo practican, te servirá como información; pero, si eres de los que te cuesta levantarte del sofá, quizá esto te sirva para animarte a empezar a moverte un poco.

Produce felicidad

Y tú dirás, “si hombre, hacer ese esfuerzo y encima sudar por ello me hará más feliz”. Pues sí.

Practicar deporte hace que se liberen endorfinas, y éstas producen en nosotros una sensación de euforia y bienestar. La explicación de esto es que, las endorfinas son neurotrasmisores opiáceos; es decir, que su efecto es muy parecido al del opio, una droga que se obtiene de las amapolas.

Por lo tanto, para subir el estado de ánimo y el optimismo en cualquier persona, e incluso, en personas con ansiedad y depresión, es recomendable la práctica de ejercicio físico de forma regular.

Disminuye los niveles de estrés

Ir al gimnasio, a correr o a nadar, por ejemplo, después de un día de mucho trabajo y muchas obligaciones, nos ayudará a regular los niveles de estrés que nos provoca tanto ajetreo.

Pero esto, siempre que practiquemos un ejercicio moderado. Si lo que te gusta es un ejercicio muy intenso, o lo que se llama deporte de riesgo, debes tener en cuenta que éste aumenta los niveles de cortisol; que es precisamente la hormona del estrés.

Reduce también los niveles de ansiedad

Como te decía antes: de la misma forma que practicar ejercicio físico aumenta el estado de ánimo, gracias a las endorfinas; y por tanto, mejora los síntomas de la depresión; también los neurotransmisores que se liberan al hacer deporte, ayudan a que se reduzcan los síntomas asociados a la ansiedad.

Pero además, el deporte ayuda a la regulación de las emociones; y es capaz de disminuir la emoción de la rabia. Así que si te sientes triste, estresado, enfadado, o con cierta ansiedad; nada mejor que la práctica de algún tipo de ejercicio.

Fortalece tu memoria

Hacer algún tipo de ejercicio de manera regular, aumenta la producción de células del hipocampo; que son las encargadas de la memoria y el aprendizaje. Por tanto, no solo va a mejorar nuestra memoria; sino también la capacidad para aprender cosas nuevas.

Además, hacer deporte hará que nuestro cerebro produzca más cantidad de neuronas, y más cantidad de conexiones entre ellas; lo cual favorece la capacidad de aprendizaje.

Previene las enfermedades degenerativas

Realizar ejercicio físico, hace que aumenten las sustancias químicas del cerebro que están encargadas de prevenir la degeneración neuronal del hipocampo.

Por lo tanto, podemos prevenir la aparición de enfermedades degenerativas, como puede ser el Alzheimer, o la demencia, por ejemplo; cuya probabilidad de aparición es más alta, a medida que vamos cumpliendo años.

Fortalece tu autoestima

Sí, esto también puede conseguirlo la práctica de ejercicio físico. Es cierto que tener una autoestima reforzada, dependerá de la combinación de muchos factores y no del aspecto físico únicamente. Pero, vernos bien físicamente, nos hará sentir mejor; más a gusto con nosotros mismos, con una mayor confianza. Y por tanto, con una autoestima más alta.

Mejora las relaciones sociales

Podríamos decir que éste es un beneficio indirecto de la práctica de ejercicio. Por una parte y en relación con el punto anterior, sentir más confianza en nosotros mismos, hará que las relaciones sociales nos resulten más fáciles.

Por otra parte, si vas a un gimnasio, o haces cualquier deporte que sea en grupo, se te facilitará la posibilidad de conocer gente nueva, y mejorarán tus relaciones sociales.

Aumenta tu energía

Algunos estudios han demostrado que las personas que practican ejercicio físico, son personas más activas. Si has empezado a hacer deporte te habrás dado cuenta de que te sientes con más energía que antes. Por lo tanto, serás más productivo, tanto en tu trabajo, como en cualquier otra actividad que quieras hacer.

El ejercicio físico en las personas mayores, aumenta su flexibilidad y la fuerza de los músculos; que se van deteriorando con el paso de los años. Aquellas personas mayores que hacen ejercicio, se sentirán más ágiles y más autónomas. Y por tanto, tendrán una mayor sensación de juventud.

Como ves, son bastantes los beneficios que tiene el deporte para nuestra salud mental. Todo esto, tal vez te anime a realizar algún tipo de ejercicio físico, si es que no lo haces ya.

Pero, ten en cuenta que obtendrás estos beneficios, siempre que hagas deporte de manera regular cada semana. Hacerlo de forma puntual y esporádica, no te servirá para mucho.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Beneficios psicológicos de hacer ejercicio físico
4.5 (90%) 4 votes

2018-09-10T18:49:22+00:00Artículos de Psicología|

Deje su comentario