¿Es posible elegir a la pareja perfecta para cada uno de nosotros?

Siento decirte que no. No hay nada que pueda predecir al cien por cien que una persona es la perfecta para nosotros. No hay nada que prediga el éxito absoluto en una relación de pareja.

Lo que sí hay, son indicadores que pueden decirnos si con esa persona, es más o menos probable que la cosa vaya bien. Es decir, en qué aspectos de la otra persona es más importante que nos fijemos.

Qué aspectos debemos tener en cuenta al elegir una pareja

 

Claro que, entonces surge otra pregunta…¿se puede hacer la elección de una pareja de manera consciente y racional, sin que influya la intensa emoción que aparece durante el enamoramiento? Pues sí, sí que se puede, teniendo en cuenta que en ese momento, la racionalidad de nuestro cerebro, no es la misma que la que tendríamos en cualquier otro.

Podría ser que, la gran cantidad de fracasos en las relaciones de pareja, se deban, entre otras cosas claro está, a que nos dejamos llevar únicamente por la emoción, y no valoramos otros aspectos más objetivos, que quizás también deberíamos valorar.

Qué puede ocurrir si sólo nos llevamos por la emoción

Pues pueden ocurrir muchas cosas, pero ninguna buena.

Cuando hablo de emoción aquí, no sólo me refiero al enamoramiento que podemos sentir por alguien en un principio, y que nos nubla y mucho la razón. Me refiero también a las necesidades o carencias que podemos tener, y que nos harán buscar parejas predestinadas al fracaso, o como mínimo, al sufrimiento.

Por ejemplo, cuando buscamos una pareja porque no podemos ni queremos estar solos, cuando se busca estar en compañía, sea ésta quien sea, estamos buscando cubrir una carencia y no una pareja. En este caso, la demanda que le haremos a esa persona, será tal, que terminará por agobiarse y quizás por romper con la relación.

Lo mismo ocurrirá si buscamos alguien que nos cuide, como una forma de sustituir a un padre que quizás no tuvimos, o que tuvimos, pero que no era como necesitábamos.

Si estuviéramos buscando una persona que nos quiera, porque necesitamos imperiosamente a alguien de fuera que nos quiera, estaremos buscando fuera, el amor que no nos damos nosotros mismos.

Por lo tanto, lo primero que tendríamos que hacer todos antes de buscar una pareja, sería estar bien con nosotros mismos…estar bien solos. Querernos y cuidarnos a nosotros mismos, para no tener la necesidad de que otro haga esa tarea. Ser, “una naranja completa”, para no tener que estar buscando la mitad de ella.

Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de buscar pareja

Una vez que estén resueltas todas las carencias anteriores, estaremos en disposición de buscar pareja. Pero, ¿a qué aspectos debemos prestar más atención?

Estarás de acuerdo conmigo en que, no es suficiente estar enamorado o sentir mucha atracción, para que una relación de pareja vaya bien, para que seamos compatibles con ella. Hay otras cosas en las que deberíamos fijarnos, antes de establecer una relación y que nos pueden indicar si ésta puede funcionar mejor o peor.

La comunicación

Cómo es la comunicación con esa persona. Una de las cosas más importantes en una relación de pareja, es la existencia de una buena comunicación. El poder hablar de lo que se piensa, de lo que se siente, poder compartir experiencias, miedos o preocupaciones, es algo que fortalece el vínculo con esa persona.

Poder hablar con tu pareja cuando hay un conflicto, problema o malentendido, facilita mucho su resolución. Si la comunicación es escasa o poco fluída, es posible que, en poco tiempo, te aburra estar con una persona que no se comunica contigo, o que lo hace muy poco.

Las cosas en común

Qué cosas, de las que consideras importantes, tienes en común con esa persona. Y digo de las que consideras importantes, porque tal vez no sea demasiado importante que te guste la misma música que a ella, o él mismo género de cine.

Quizás lo más importante sea, qué valores tiene, cuáles son sus creencias, de qué manera afronta los problemas o qué proyectos de vida tiene. Y si todo esto, coincide, en todo o al menos en gran parte, con los tuyos. Porque, ya lo hablamos no hace mucho, los polos opuestos se atraen, pero no llegan a entenderse tan bien como se cree.

El tipo de relación que buscas

El que esa persona esté buscando el mismo tipo de relación que tú, es otro aspecto a tener muy en cuenta. Con el tipo de relación que se busca, quiero decir si los dos están de acuerdo en ser una pareja en la que exista exclusividad, es decir, de las más tradicionales.

O por el contrario, esa persona busca una relación más abierta, por ejemplo. Sea como sea, si en este aspecto, no hay un acuerdo desde el principio, una de las dos partes lo puede pasar muy mal.

Analizar tus patrones

Otro factor que tendrías que tener en cuenta, es si esta persona, tiene muchas cosas en común, con parejas anteriores con las que te ha ido mal. Ya hablamos en otro momento, de que muchas personas terminan por buscar el mismo tipo de personas como pareja, de que muchas veces se repite un patrón.

Un patrón, que te hace sufrir una y otra vez. Por lo tanto, fíjate en si estás volviendo a repetirlo, si estás ante otra relación que te hará sufrir igual que las anteriores, porque las características son similares.
Todos éstos, son aspectos importantes a tener en cuenta, y no sólo la fuerte atracción que puedas sentir.

Pero hay muchos más, puede haber, tantos otros como tú consideres importantes. Pero, no me malinterpretes, que se cumplan todos, no te garantiza al cien por cien, que la relación vaya a ser para siempre. No hay nada que te pueda garantizar eso.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.