Cuáles son las diferencias entre asocial y antisocial

asocial y antisocial

Compartir en tus redes:

Muchas veces ocurre que utilizamos algunos términos de manera indistinta, como si significaran lo mismo. Sin embargo, hay algunos términos que a pesar de que son muy parecidos y podrían significar lo mismo, en realidad no es así.

Es el caso del tema  que quiero hablarte hoy. De cuáles son las diferencias entre una persona asocial y una persona antisocial. Porque como te digo, muchas veces se confunden y se cree que es lo mismo una cosa que la otra. Pero en este caso incluso, se suelen utilizar de manera opuesta.

¿Qué es una persona asocial?

Una persona asocial se caracteriza por no tener ningún interés o deseo por interactuar con otras personas. De hecho, evita en lo posible mantener relación con otros. Por lo general, es feliz estando en soledad, haciendo cosas que le interesan, pero que no implican relacionarse ni estar en compañía de otras personas.

Esto no quiere decir que las personas asociales se nieguen a tener amigos o relaciones sociales, simplemente no tienen la necesidad de tenerlas. Se sienten incómodas en situaciones en las que tengan que interactuar con muchas personas, como en fiestas, reuniones de amigos o familia, por ejemplo.

Ser asocial no significa que se tenga un trastorno ni una patología, lo más probable es que simplemente sean personas introvertidas, que no disfrutan de tener relaciones sociales. De lo que sí disfrutan, es de su soledad y al mismo tiempo de su compañía.

Claro que podrías estar pensando que ser asocial es un auténtico problema.  Pues…depende.

Si la persona asocial es consciente de ello pero le gustaría cambiarlo, y no es capaz de hacerlo por falta de habilidades sociales, entonces sí que es un problema. Aunque en este caso, se podría solucionar.

Si por el contrario la persona es consciente de su falta de interés social,  lo ha decidido así y no le genera ningún malestar, ni afecta al buen funcionamiento de su vida, entonces no, no es ningún problema.  

¿Qué es una persona antisocial? 

Una persona antisocial suele llevar a cabo acciones que afectan a los que le rodean. Son personas manipuladoras y mienten para conseguir aquello que quieren.

Son agresivas, hostiles, irascibles…podrían incluso agredir mental o físicamente a otras personas. Son impulsivas, sin pararse a pensar en las consecuencias de sus actos. Son irresponsables con todas sus obligaciones, y tienen ausencia de remordimientos.

Son por tanto personas que no aceptan las normas sociales o legales, que se las saltan utilizando incluso la violencia. De hecho, es frecuente que una persona antisocial cometa algún delito.

La antisocialidad está estrechamente relacionada con lo que llamamos un trastorno de personalidad antisocial, que se caracteriza por la violación y el desprecio de los derechos de los demás. Suele comenzar en la infancia o adolescencia y continúa hasta la edad adulta.

¿Cuáles son las diferencias entre antisocial y asocial?

Como ya habrás visto, estos dos términos no se parecen en nada, salvo que se escriben de forma muy parecida. Y esa justo es una de sus diferencias. 

El “anti” significa “en contra de” u “opuesto a…” por lo que antisocial quiere decir en contra de la sociedad, u opuesto a ella.

Por el contrario, la “a” antes de una palabra suele significar “ausencia de…”. En el caso de asocial quiere decir, ausencia de interés por la sociedad.

Otra de las diferencias es que la persona antisocial puede tener un trastorno de personalidad antisocial. Por el contrario, ser asocial es sólo una característica personal, no es un trastorno ni una patología. 

Por otra parte y curiosamente, la persona antisocial está integrada en la sociedad, aunque no cumple con las normas sociales. La persona asocial sí que cumple con las normas, pero no está integrada socialmente, no se siente cómoda en relaciones sociales.

La persona antisocial no tiene ningún problema en vulnerar los derechos de los demás, de hecho lo hace y no siente remordimiento alguno, con lo cual carece de toda empatía. En el caso de una persona asocial, esto no es así en absoluto.

Seguro que en alguna ocasión has oído, o has dicho a un amigo que da largas con frecuencia, para quedar o hacer alguna actividad en grupo, que es un antisocial.  Como ves, no tiene nada que ver…en todo caso, sería asocial, pero como te decía, eso no es ningún trastorno: simplemente es una forma de ser.

Rosa Armas

Psicóloga colegiada T-1670

psicólogo 24 horas

¿Necesitas hablar con un psicólogo? Estamos disponibles las 24 horas de los 365 días del año

Compartir en tus redes:

Artículos recientes

Categorías

Suscribirse

Suscríbete con tu email y recibirás información sobre promociones especiales para suscriptores