En la sociedad actual, es totalmente normal tener una relación de pareja en la que uno de los dos, o los dos, tengan ya hijos de una relación anterior.

Debido al gran número de divorcios que hay cada año, es casi más fácil enamorarte de una persona divorciada y que ya tenga hijos; que encontrarte con alguien que no los tenga. Y a pesar de lo frecuente que es, no deja de ser una situación que provoca cierta inquietud. Y a veces, hasta miedo.

A algunos les puede preocupar no ser aceptado por los hijos de su actual pareja. Mientras que a otros, el que sus hijos no terminen de aceptar a su nueva pareja. Por lo tanto, es una situación que puede provocar bastante estrés a todas las partes.

En esta ocasión, te daremos algunos consejos sobre este tema; por si estás en una relación de este tipo, o quizá a punto de iniciarla, y pudieran ayudarte.

Cundo tu pareja tiene hijos

Cuando eres tú quien tiene hijos en una nueva relación

Para empezar, si eres tú la parte de la pareja que tiene hijos, es mucho mejor que no les presentes, mientras la relación no sea estable.

Claro que no puedes saber a priori, como nadie lo sabe, si una relación será más o menos duradera. Pero, si estás empezando a conocer a alguien, no tengas prisa. Espera a que la relación se afiance de alguna manera.

Tú sabes perfectamente cuándo una relación se ha estabilizado. Después ya veremos lo que ocurre. Será entonces cuando puedes ir pensando en presentarle a tus hijos a la nueva persona.

Si les presentas a tus hijos a una persona nueva cada poco tiempo, que para ellos es una intrusa, les crearás confusión; y terminarán por no fiarse de ninguna de ellas.

Lo ideal sería que, antes de presentarle a tus hijos a tu nueva pareja, les hables de esa persona. Les puedes contar cómo es físicamente, por ejemplo; o qué cosas le gustan. O cómo la conociste. Es mucho mejor que los niños se hagan una idea aproximada de cómo es la persona que van a conocer.

Cuando tu nueva pareja tiene hijos

Si por el contrario, eres la persona que va a conocer a los hijos de tu pareja, compórtate tal y como eres, de manera natural; simplemente sé amable con ellos.

Recuerda que, para ellos eres una persona intrusa que llega a sus vidas. Así que, mejor no seas excesivamente simpático/a. Eso les puede provocar rechazo hacia ti.

Tampoco intentes establecer amistad de entrada. Como te digo, eres una persona intrusa; no su amigo ni su amiga.

Hechas las presentaciones, y como casi todo, se necesitará un proceso de adaptación de uno a los otros. Y eso lleva su tiempo.

Es muy importante que tengas una cosa en cuenta; no eres la nueva madre o el nuevo padre de esos niños. Así que no ejerzas como tal. Si te atreves a hacerlo, te puedes encontrar en algún momento con la típica respuesta de “tú no eres mi madre” o “tú no eres mi padre”, que te darán con toda la razón porque es cierto.

Pero no sólo te arriesgas a esa respuesta. Te arriesgas a que el o los niños se pongan en tu contra; y se haga prácticamente imposible tener una relación y una convivencia tranquila.

Establecer los roles de cada quien

Por tanto, sería adecuado dejar muy claro desde el principio cuál es el papel que desempeñará cada uno. Los asuntos relacionados con la paternidad o la maternidad, deben asumirlos exclusivamente el padre y la madre.

Pero en el caso de llegar a una convivencia, habrá que negociar con el otro miembro de la pareja cuáles son las competencias de cada uno. Porque esos niños en algún momento tendrán que estar solos con la persona que no es ni su madre ni su padre. Y tendrán que asumir ciertas normas, como es lógico.

De la misma manera, y en el caso de que existan hijos por las dos partes, habrá que establecer unas normas en casa. Que serán para todos las mismas, y las que todos tendrán que respetar. Deben tener claro hasta dónde puede llegar cada uno, y cuál es el rol de cada uno. Esto contribuirá al buen funcionamiento y a la buena convivencia de la familia.

Tomarse las cosas con calma en el proceso

En ese proceso de adaptación, que siempre es necesario en toda situación que sea nueva, habrá que tener mucha paciencia. Porque el tiempo que llevará la adaptación va a depender de la edad que tengan los niños.

Aunque en algunos casos no ocurre, lo más frecuente es que los niños sientan rechazo por la persona nueva. El hecho de que su mamá o su papá tengan una nueva pareja, les confirma que sus padres ya no volverán a estar juntos. Y esto es algo con lo que suelen fantasear los pequeños.

Además de esto, pueden aparecer celos hacia esa persona, y/o el miedo a que su madre o padre dejen de quererle a él, por querer más a su pareja.

Todo esto lo puedes evitar, y esto es muy importante, teniendo muy buena comunicación con tu hijo. Deben mantener muchas conversaciones en las que puedas explicarle que nunca nadie podrá sustituirle; o cualquier otra cosa que al niño pueda preocuparle.

Además, debes pasar tiempo con ellos. Deben hacer cosas juntos sin que esté la pareja actual; sería algo así como el tiempo de padre e hijo.

No compitas por la atención de tu pareja

Si por el contrario, eres la otra parte, mejor no compitas con ese tiempo y atención que le dedique tu pareja a su hijo. Ni te quejes por ello, siempre que sea en su justa medida. Primero, porque es necesario que le dedique ese tiempo; y segundo porque, puestos a elegir, podrías salir perdiendo.

Lo mejor es que respetes ese tiempo que es para ellos; para tu pareja y su hijo. Además has de entender que, si ya para ti la situación no es fácil, mucho menos lo es para el niño.

Por otra parte, si estás bien con esa nueva pareja, no cometas el error de tomar decisiones drásticas sólo porque el niño te lo pida; o porque se niegue a aceptar tu actual situación. Como decía antes, deberás tener un poco de paciencia y mucha comunicación con él. Pero también has de tener claro que sobre tu vida decides tú, no tu hijo.

Así que, puesto que es una situación que no es fácil para ninguno; si se habla mucho, se tiene paciencia y cariño, y se da a cada uno su sitio, al final se podrá llevar sin grandes problemas.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Cómo manejar las relaciones de Pareja cuando hay Hijos de por medio
4.6 (91.43%) 7 votes