“Yo soy así y no puedo cambiar”, “es mi forma de ser” o “es mi personalidad”, son las expresiones más frecuentes de cualquier persona a la que se le plantea un cambio en su conducta.

¿Pueden cambiar las personas?

el cambio personalEs cierto que, la personalidad está determinada por la herencia, pero, sólo en una parte, además de la herencia, nuestra personalidad también depende de  nuestra interacción con el entorno y de nuestras creencias. Las experiencias que hemos vivido, las personas con las que hemos interactuado, los lugares donde hemos estado, la cultura en la que nos hemos desarrollado,… todo eso hace que tengamos unos comportamientos determinados. Además de eso, el pensamiento o la creencia de que nuestra conducta es la adecuada para ser feliz o la que nos resulta beneficiosa, también forma parte de la personalidad. Por ejemplo, una persona introvertida se forma encerrándose en sí mismo, dejando de comunicarse, dejando de interactuar con otros, dejando de dar muestras de cariño, evitando a la gente en lugar de buscarla, así como creyendo que está mejor solo, que no necesita a nadie, que puede ser rechazado, que no necesita que otros le ayuden, que ser sociable no es positivo, etc.

Por tanto, si quieres cambiar sólo tendrás que modificar los comportamientos que has venido haciendo hasta ahora, hacer lo opuesto de lo que has hecho siempre en función de tu objetivo de cambio. Es cierto que no es nada sencillo cambiar una conducta arraigada con los años, por eso, para conseguir el cambio necesitas constancia. Sólo con modificar un comportamiento el tiempo suficiente como para que se convierta en un hábito, ya se habrá producido un cambio, si además de eso, añades una forma de pensar favorable a ese cambio, sin duda lo habrás conseguido.

Es posible que no te convenza del todo lo que digo, es posible que creas que no se puede cambiar. Piensa en alguna ocasión en que, por algún motivo concreto,  hayas hecho algo contrario a lo que sueles hacer, es evidente que, si has podido hacerlo una vez, podrás hacerlo muchas más si te empeñas. Lo que ocurre es que, todo cambio requiere un esfuerzo importante, es mucho más cómodo hacer lo que hemos hecho siempre,pero, a base de repetirlo, puedes cambiar lo que te propongas.

Recuerda que no podrás cambiar una conducta si lo quiere tu pareja, tu familia, tus amigos,… únicamente podrás cambiarla si tú quieres.

Rosa Armas. Colegiada T-1670

Las personas pueden cambiar
3.8 (76.67%) 6 votes