Las crisis de ansiedad, que también se llaman ataques de pánico, son un estado de miedo muy intenso; que se vive con mucha angustia por la persona que lo sufre.

La persona tiene la sensación de no poder controlar ese estado; pero además, puede tener la sensación de que se va a morir en ese mismo momento. Esto debido al intenso malestar físico y la dificultad para respirar que siente.

Una crisis de ansiedad puede producirse en cualquier lugar y en cualquier situación. Y lo que suele ocurrir, es que la persona evita en lo posible volver al sitio donde tuvo lugar la crisis; por miedo a que se repita.

Causas y tratamiento de las Crisis de Ansiedad

¿Sufres de Crisis de Ansiedad?

La persona que tiene un ataque de ansiedad por primera vez, nunca lo identifica como tal, lo que suele pensar es que le está pasando algo muy grave, por lo general, se piensa que es un ataque al corazón lo que le ocurre.

Y, aunque una persona que esté en ese estado no se lo crea, un ataque de ansiedad no es peligroso. Sí que es verdad que resulta muy angustiante, pero ni provoca la muerte, ni nadie se vuelve loco por tener un ataque de ansiedad.

Algo que sí puede pasar, cuando se han repetido varias crisis, es que la persona desarrolle una agorafobia.

La sensación que se vive en una crisis de ansiedad es tan desagradable, que la persona que tiene una, desarrolla el miedo a que le vuelva a pasar. Esto hace que se mantenga permanentemente en alerta, que sus niveles de ansiedad aumenten; y que ella misma se provoque una nueva crisis.

Se empieza a asociar ese malestar con los sitios donde ya le ha ocurrido; y como decía antes, empieza a evitar estar en esos sitios. Con lo que, estaríamos ante una agorafobia.

Todo esto hará que la persona termine limitando su vida, limitando los lugares a los que va; y siendo cada vez más dependiente. Esto debido a que se siente más segura si es acompañada por alguien de su confianza.

Estas conductas de evitación, harán que el miedo tenga cada vez más poder; y la persona tenga cada vez más inseguridad.

Causas de una Crisis de Ansiedad

Sin duda, la ansiedad está provocada por el miedo.

Cuando nos encontramos ante una situación que puede ser peligrosa, nuestro cuerpo desarrolla una respuesta de alerta; y nos prepara físicamente para huir y ponernos a salvo. Esta respuesta física es la misma que se produce ante un ataque de ansiedad; sólo que en estas ocasiones no hay ningún peligro objetivo, sólo es subjetivo.

La mayoría de las veces, la persona interpreta como amenazante un síntoma físico, por ejemplo un aumento en su ritmo cardíaco. Eso le produce miedo, y ese miedo que siente ante esa supuesta amenaza hace que aparezcan más síntomas; que conseguirán que el miedo aumente cada vez más.

Al mismo tiempo, surgen pensamientos catastrofistas del estilo, “me va a dar un ataque al corazón”, que, unidos a esa reacción física, hace que aparezca un auténtico ataque de pánico. Como decía antes, un episodio de este tipo es muy angustiante para la persona que lo sufre; ya que, tiene la certeza de que se muere.

Síntomas de una Crisis de Ansiedad

Son muchos los síntomas que pueden aparecer en una crisis de este tipo, y es conveniente que la persona que lo sufre los conozca para que pueda entrenarse en estrategias que le ayuden a controlarlos. Estos son algunos de los más frecuentes:

  • Palpitaciones o aumento muy rápido del ritmo cardíaco.
  • Temblores.
  • Sensación de ahogo y de no poder respirar.
  • Sensación de mareo e inestabilidad.
  • Náuseas.
  • Sudoración.
  • Presión intensa en el pecho.
  • Hormigueo o entumecimiento de alguna parte del cuerpo.
  • Miedo a perder el control y a volverse loco.
  • Miedo a morir.
  • Despersonalización o desrealización. Esto significa que la persona se percibe a sí misma extraña, como si estuviera fuera de ella, y lo que le rodea lo percibe como si no fuera real.

Tratamiento de una Crisis de Ansiedad

Las personas que sienten ansiedad y tienen crisis de este tipo, tienen además la sensación de que no podrán controlarlo ni superarlo nunca.

No es cierto, la ansiedad se puede llegar a controlar puesto que, en realidad no es ninguna enfermedad, sino que es una sensación provocada únicamente por el miedo.

Y, la forma de superar el miedo es enfrentarse a él y exponerse a las situaciones que se temen. Por supuesto, no se debe hacer de cualquier manera, es conveniente seguir las pautas de un psicólogo para que la exposición sea efectiva.

Algunos consejos

Sé perfectamente que cuando estás en plena crisis de ansiedad, no eres capaz de pensar ni razonar nada en absoluto. Sólo sientes que esa sensación tan desagradable te desborda. Pero hay algunas cosas que si tienes claras antes de la crisis, pueden ayudarte a llevarla un poco mejor.

Primero que nada has de aprender a reconocer los síntomas para saber que estás ante un ataque de ansiedad. Además, ten por seguro que en unos cinco minutos, lo peor habrá pasado.

No te vas a morir, nadie se muere por una crisis de ansiedad.

Quédate donde estás y habla contigo mismo, “no es más que ansiedad”, “no me va a pasar nada”, “en unos minutos estaré mejor”,…

Procura respirar despacio y no estés pendiente de las pulsaciones de tu corazón. En cuanto consigas relajarte un poco, ellas solas volverán a su ritmo normal.

Hay algo que no debes hacer y que es lo que hacen la mayoría de las personas que tienen este tipo de crisis, y es huir. Es decir, marcharse a un sitio donde creen estar más seguros, por ejemplo irse a casa. Lo que puedes conseguir con esto es desarrollar una agorafobia.

Por ejemplo, imagínate que estás en una tienda esperando tu turno y empiezas a sentirte ansioso y te entra el miedo. Decides irte a casa a toda velocidad. Pero, como lo peor de un ataque de ansiedad dura unos pocos minutos, es muy probable que cuando llegues a casa ya te encuentres mejor.

De esta forma, tu mente termina por asociar que en casa te encuentras bien, y en dicha tienda te sientes mal. Con lo cual, terminarás evitando volver a ese sitio; así que, en estos casos es mejor quedarte allí y esperar a que se te pase.

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

 

Si requieres de ayuda psicológica para tu Crisis de Ansiedad, puedes llamarnos en cualquier momento. Estamos disponibles las 24 horas del día. Haz click en el número a continuación para llamarme directamente:

Consultorio Psicológico Telefónico

807 505 400

1,21 €/min. Tel. fijo. Max. 1,57 €/min. red móvil IVA incl.

Las Crisis de Ansiedad: causas, síntomas y tratamiento
4.4 (87.06%) 17 votes