Estoy absolutamente convencida de que nuestra mente es maravillosa. Eso si, puede serlo para lo bueno y también para lo malo. Podemos desarrollar, por ejemplo, una intensa fobia a cosas o situaciones que para nada resultan peligrosas, causada por una forma de pensar anticipatoria y catastrofista; como podría ser la fobia al agua, a las alturas o a un ascensor.

¿Qué es la Filofobia?

Pero, nuestra mente puede ir aún más allá y hacernos desarrollar fobias a conceptos mucho menos tangibles. Estoy hablando de la filofobia; o la fobia que puede tener una persona a enamorarse o a tener una relación afectiva.

Esto de la Filofobia puede sonar muy extraño; porque, al fin y al cabo, estar enamorado es una de las sensaciones más satisfactorias que podemos tener. Digamos que el enamoramiento es como una especie de motor que nos ayuda a funcionar.

Sin embargo, hay personas que no lo viven como algo tan placentero. De hecho, la posibilidad de enamorarse y/o mantener una relación estable, les causa una gran angustia y altos niveles de ansiedad. En consecuencia, hacen todo lo posible por evitar una relación afectiva.

¿Qué es la Filofobia?Causas de la Filofobia

Existen algunas teorías de el porqué se produce la Filofobia. Una de ellas apunta a la posibilidad de que ocurra en personas que no hayan superado un fracaso amoroso anterior; y el intenso miedo a que vuelva a ocurrirles algo similar, hace que, literalmente, huyan de cualquier posibilidad por mínima que sea.

La otra hipótesis apuntaría a que lo que les ocurre a estas personas es simplemente, miedo a ser rechazados. Ambas teorías son aún hipótesis, ninguna de ellas ha podido ser comprobada.

Lo cierto es que, como todas las fobias, la Filofobia también termina por limitar la vida cotidiana de la persona.

Consecuencias de la Filofobia

La persona que sufre de Filofobia hace todo lo que puede por no relacionarse; ya no sólo con personas que pudieran atraerle y con las que pudiera tener una relación sentimental, sino que, en los casos más graves, dejan de relacionarse casi con cualquier persona.

Estas personas tienen miedo hasta de sentir amor por amigos o familiares, así que, evitan la relación con compañeros de trabajo, familiares, vecinos, etc.…así como también, estar en lugares donde haya mucha gente o conocer a personas nuevas.

En el momento en que tuvieran que estar frente a una persona que les pudiera atraer, presentan los síntomas típicos de cualquier otra fobia; aumento del ritmo cardíaco, sudoración, nerviosismo y la necesidad de huir de la situación.

No estoy hablando de los nervios típicos que tenemos todos cuando estamos con alguien que empieza a gustarnos. En el caso de la filofobia, se produce un miedo auténtico a las relaciones. En general, se trata de personas que hablan muy poco de ellos mismos; procuran no mostrarse tal y como son, y es casi imposible llegar a conocerles.

Comportamientos de una persona con Filofobia

Una persona con filofobia, utiliza una serie de estrategias que no son más que mecanismos de defensa. Pueden, por ejemplo, enamorarse de una persona con la que, por el motivo que sea, resulte imposible mantener una relación.

También pueden apelar a cualquier defecto de la otra persona para romper la relación, si ve que ésta podría convertirse en algo estable, o bien, dejar de atender sus llamadas, dejar de llamar o de quedar con la persona en cuestión de repente, actitud que la otra persona no llega a entender.  Otra estrategia podría ser tener algún tipo de relación con varias personas para no implicarse seriamente con ninguna.

La filofobia es más frecuente de lo que podrías creer, pero, tanto ésta como cualquier otra fobia se puede curar, así que, si te sientes identificado con esta lectura, acudir a un psicólogo puede ayudarte, a dejar de pasarlo mal por el miedo a algo que en realidad no es peligroso.

 

Rosa Armas

Colegiada T-1670

Valoras este post?