¿Qué es la depresión mayor?

La Depresión Mayor es una enfermedad incluída dentro de los trastornos del estado de ánimo. El trastorno de depresión mayor consiste en al menos un episodio depresivo, aunque pueden darse más a lo largo de la vida, de una duración de dos semanas como mínimo.

Los síntomas han de darse de manera continuada durante al menos dos semanas para poder hacer un diagnóstico de depresión. Puede tratarse de un cuadro depresivo leve, moderado o grave y es frecuente su aparición en adultos jóvenes aunque, puede aparecer a cualquier edad, incluido en la infancia.

Si te reconoces en alguno de estos síntomas, nuestro equipo de psicólogos te puede ayudar.

Cuántas veces habremos dicho eso de “hoy estoy depre”, verdad? En esos días en que ya desde que nos levantamos estamos tristes; y no sabemos muy bien por qué. O sí lo sabemos pero, es lo que contestamos a quien nos pregunta para no tener que dar explicaciones.

la depresión mayorDiferencias entre la tristeza y la depresión

Son días incómodos, es verdad, pero también son inevitables; y casi es mejor pasarlo tal cual viene que pelearnos con ese sentimiento. En esos casos yo prefiero decir, “hoy me lo tomo de día triste y ya pasará”. Esos días malos pueden ser uno, o dos, o cinco, pero es posible que sólo sean eso: días malos y no tenga nada que ver con la depresión.

Y es que, la depresión es una enfermedad lo suficientemente seria y difícil de llevar como para llamar así a un mal día. Es tan seria que, requiere tratamiento psicológico en todos los casos y, tratamiento con medicación en algunos casos, de no ser así, puede tener unas consecuencias muy feas.

Síntomas de la depresión mayor

Los síntomas de la depresión mayor es posible que ya los conozcas pero, no está mal recordarlos para que se puedan tener en cuenta. Los síntomas incluyen: tristeza patológica, irritabilidad, apatía (no tener ganas de hacer absolutamente nada), anedonia (la imposibilidad de obtener placer con ninguna actividad), desesperanza, alteraciones en el sueño (que pueden ser dormir mucho o no dormir nada), alteración en el apetito de la misma manera que el sueño, problemas para concentrarse, sentimientos de culpa, baja autoestima, fatiga; y en algunos casos, pensamientos de suicidio.

Como podrás imaginar, todos ellos son síntomas muy desagradables que provocan un intenso sufrimiento en las personas que los padecen pero, además, interfieren de una manera importante en la vida cotidiana de la persona, tanto en el ámbito laboral, como en el personal y también en el social.

En los casos más graves, la persona con depresión se siente incapaz de acudir a su trabajo. Su estado de ánimo general no le permite realizar sus tareas diarias; ni en el trabajo ni fuera de él. Se aíslan de su entorno, del cercano y del resto también; sólo quieren estar acompañados de su tristeza. Tienen una percepción negativa y hasta catastrófica de ellos mismos; del resto del mundo y también del futuro.

Si bien es cierto que, en la mayoría de los casos de depresión, el sentimiento que predomina es el de tristeza, hay otros casos en los que, lo que predomina es la irritabilidad y la desmotivación.

Causas de la depresión mayor

Las causas que pueden provocar una depresión no se conocen con exactitud; ya que pueden ser muchas y, posiblemente, la combinación de varias de ellas.

Hay un tipo de depresión que puede tener un componente genético y se herede de padres a hijos. En otros casos, son determinados acontecimientos vitales los que hacen que se desarrolle la depresión; sucesos como el fallecimiento de un ser querido o, una ruptura de pareja pueden ser los disparadores.

Pero, quizá sea la combinación de algún acontecimiento estresante y una predisposición genética; lo que hace que unas personas la desarrollen y otras no.

Tratamiento de la depresión mayor

El tratamiento para los cuadros depresivos puede ser el de psicoterapia o el tratamiento con fármacos antidepresivos. Cuando la depresión es de carácter leve, puede ser suficiente con uno de los dos; sin embargo en los casos más graves, suele ser necesario la combinación de ambas terapias.

Tienes aquí descritos todos los posibles síntomas de una depresión. Si te resulta muy familiar y crees que los tienes pero no sólo de un día o de dos, sería conveniente que acudieras a un profesional antes de que se agrave. Recuerda que no siempre se vive con tristeza; algunas veces una irritabilidad más intensa de lo habitual o un desánimo para todo en general, podría ser el reflejo de este trastorno.

 

Rosa Armas

Colegiada T-1670.

La depresión mayor
4.5 (90%) 4 votes