Cuántas veces habremos oído hablar de la autoestima, y cuántas otras habremos hablado de ella. Todo el mundo dice que debemos tener la autoestima alta, pero, mucha gente sigue preguntándose aún, ¿y cómo lo hago?

Como ya sabrás, la autoestima es la imagen que tenemos nosotros de nosotros mismos y esa imagen es la que le proyectamos a los demás.

Aspectos que influyen en La AutoestimaAspectos que influyen en La Autoestima

La formación de nuestra autoestima depende de muchos aspectos. Algunos de ellos son:

Nuestra educación

La educación que hemos tenido es clave. Es importante reforzar a los niños de manera adecuada; si le repites constantemente que “no vale para…”, sin duda se quedará con esa idea. Hay que reforzarle sus esfuerzos, su talento, sus habilidades; es decir, aspectos concretos. Nada de “eres el mejor del mundo”, eso es muy ambiguo y además, no es verdad.

Nuestras experiencias

También va a depender de los éxitos y fracasos que hayamos tenido en nuestra vida. Los éxitos nos ayudan a confiar en nosotros mismos y a pensar que sí que valemos. Los fracasos debemos gestionarlos bien y eso se consigue sacando un aprendizaje de ellos y no, castigándonos por haber fracasado.

Nuestro nivel de perfeccionismo

Querer ser perfectos también afecta a nuestra autoestima, pero a la baja autoestima. Entre otras cosas porque, considerarnos perfectos significa que no podemos o no nos damos permiso para equivocarnos nunca; y eso, simplemente no es posible. No hay nadie perfecto y no hay nadie que no se equivoque nunca.

Importancia de La Autoestima

Sí, es importante tener una buena autoestima porque eso nos ayudará a enfrentarnos a situaciones y a pruebas que de no tenerla alta, ni siquiera lo intentaríamos. Daríamos por hecho que no somos capaces, que no estamos cualificados o lo suficientemente preparados.

Pero, no te confundas, tener una buena autoestima no significa que nos tenemos que creer los mejores en todo. Eso sería tener una autoestima excesivamente alta y, simplemente eso no es ni posible ni cierto.

De la misma forma, considerar que somos malos en todo, es decir, tener una autoestima muy baja, tampoco es ni verdad ni posible. Lo adecuado en este tema es tener una autoestima realista e incondicional.

Ser realistas

Que seamos realistas significa que somos conscientes de nuestras fortalezas, debilidades, cualidades, defectos, virtudes, etc.… que sea incondicional, lo que quiere decir es que “me acepto, me quiero y me respeto tal y como soy, con mis virtudes y mis defectos”.

Aquí tengo que hacer otra aclaración porque… incondicional tampoco significa que lo que no te gusta de ti, lo aceptes, lo dejes así y ya está. Entre los aspectos que no te gustan de ti mismo, has de diferenciar entre lo que no puedes cambiar y lo que sí que puedes siempre que quieras.

Cambiar lo que sea posible

Lo que no puedes cambiar, vas a tener que aceptarlo, es lo más inteligente, por ejemplo, la altura, por más que quisieras medir más… no va a poder ser. De lo que sí está en tu mano cambiar, tendrás que elegir entre sentirte mal por ello, o trabajar para poder modificarlo. Esto último sí que hace que tu autoestima suba y, a medida que te vas poniendo metas y consiguiéndolas, vas reforzando la autoestima, te vas sintiendo cada vez mejor contigo mismo y cada vez más capaz de conseguir lo que te propongas.

Otra forma de reforzar la autoestima  podría ser, realizar un pequeño ejercicio cada día. Consiste en que, llegada la noche, hagas un análisis de las cosas buenas que te han ocurrido a lo largo del día. Una vez hecha la lista, valorar qué cualidades de ti mismo han intervenido en cada una de esas cosas. Esto nos puede ayudar a ser más conscientes de las cualidades que tenemos y que muchas veces no somos capaces de ver.

Reforzar la Autoestima

Algunos otros consejos que pueden ayudarte a reforzar tu autoestima son, ponte metas a corto plazo y siempre que sean alcanzables. Como te decía antes, el ir consiguiendo metas hace que sientas cada vez más seguridad y confianza en ti. Que no consigas alguna, tampoco es tan malo, te ayuda a aprender de los errores para hacerlo de otra forma en el futuro.

No te compares con los demás, todos somos diferentes, cada uno tenemos unas circunstancias y todos somos únicos así que, no caben las comparaciones. Por último, está muy bien pedir la opinión de otros, pero, recuerda que no necesitas la aprobación de los demás. La más importante siempre será la tuya.

 

Rosa Armas

Colegiada T-1670

Factores que afectan a La Autoestima
4.5 (90%) 4 votes