Es posible que estés pasando por un momento de intenso estrés y ni siquiera te des cuenta de ello. Hay personas que viven en continuo estrés pero que creen que es que son así por naturaleza.

No es verdad, estar estresado no es nuestro estado natural; es sólo que no es tan fácil llegar a la conclusión de que, lo que nos está pasando es justo eso; que sufrimos estrés.

El estrés produce un aumento de cortisol en la sangre y esto, hace que, no sólo tengamos una serie de síntomas psicológicos, sino que también podamos tener unos síntomas físicos que podríamos achacar a otras enfermedades, y que, conocerlos te puede poner en la pista de que no es una enfermedad, sino que es estrés lo que hay en tu vida.

Síntomas del estrésSíntomas del estrés

A continuación, te expongo algunos de los síntomas, tanto físicos como emocionales, que se han descrito como indicadores del estrés:

Insomnio

Uno de esos síntomas es el insomnio. Si tienes problemas para dormir durante una larga temporada, podría ser que estuvieras con un alto nivel de estrés. Pero, ten en cuenta que, tener insomnio no es sólo tardar mucho tiempo en dormir; también es despertarte muchas veces durante la noche.  O haber dormido, pero levantarte sintiéndote cansado, en ese caso, el sueño no ha sido reparador y eso también es insomnio.

El mal humor

Estar de mal humor con frecuencia y más irascible de lo normal, es otro síntoma de posible estrés. Cuando estamos estresados, sentimos que no podemos atender a todo lo que nuestro entorno nos exige, esto provoca una sensación de frustración y esto provoca a su vez irritabilidad.

Falta de lucidez

Si tienes la sensación de no poder pensar con claridad, se trata de otro síntoma probable de estrés. En situación de estrés, es casi imposible que podamos pensar y, por tanto, tomar decisiones con serenidad, lo cuál no nos ayuda en nada a la hora de resolver los problemas, cosa que, por descontado, provoca más estrés.

Reacciones desproporcionadas

Cuando estamos sometidos a una gran presión, cualquier cosa, por insignificante que sea, puede producir en nosotros una reacción desproporcionada. Es lo que solemos llamar “la gota que colmó el vaso”. La reacción puede ser desde un ataque de ira en el que podrías, por ejemplo, romper cualquier cosa; hasta un ataque de llanto que nadie podría comprender, porque no se corresponde con lo ocurrido.

Síntomas físicos y emocionales

Dolores de cabeza o dolores musculares. Como te decía, el estrés también puede tener unas consecuencias físicas. El dolor de cabeza frecuente y/o, dolor y contracturas musculares, rigidez en el cuello, son algunas de ellas; que además, son difíciles de aliviar. Otro de los síntomas de estrés, es tener con frecuencia la sensación de estar mareados y, en general, cualquier sensación que podamos catalogar como de ansiedad, nerviosismo, impaciencia constante, inquietud, etc.

Disminución de la resistencia a enfermedades

Puedes enfermar con más frecuencia de lo habitual. Estar estresados afecta muy negativamente a nuestro sistema inmunológico, Por lo tanto, en situación de estrés, es más probable que enfermemos, sobre todo de esas pequeñas pero molestas enfermedades que pueden contagiarse como por ejemplo una gripe.

Alopecia

La alopecia es la caída del pelo. Es cierto que hay temporadas en las que se nos cae más el pelo, digamos que es la época y que es normal. Una caída excesiva y en cualquier época del año, puede significar un estado de estrés.

Si tienes alguno de estos síntomas, o casi todos, lo ideal es hacerse un chequeo médico para descartar que puedan estar indicando cualquier otra enfermedad física. Si se descarta un problema físico, lo más probable es que estemos ante un estado de estrés, en cuyo caso, un profesional de la psicología puede ayudarte a gestionarlo.

Rosa Armas

Colegiada T-1670

¿Estás sufriendo de estrés?
5 (100%) 2 votes