La ruptura en la pareja

Ruptura de parejaLa ruptura con la pareja es una de las experiencias emocionalmente más dolorosas por la que puede pasar una persona. Evidentemente, todas las personas y todas las situaciones no son iguales y no es lo mismo ser tú quien tome la decisión, que lo decida la otra persona o que sea una decisión conjunta. Sea como sea, es necesario pasar por el periodo de duelo para superar ese mal trago. Al contrario de lo que se suele pensar, la persona que decide romper su relación también sufre y también ha de pasar su duelo, la diferencia con la otra parte de la pareja radica únicamente en el impacto inicial ya que, al llevar un tiempo madurando la decisión, ha ido asumiendo la nueva situación.

Se podría decir que la primera fase es la del impacto inicial, la persona es sorprendida por una noticia inesperada y su sensación puede ser de incredulidad.

La segunda fase es la de negación, no se acepta la realidad y se crea falsas esperanzas, es una manera de intentar suavizar el dolor que siente. Muchas veces, la persona ni siquiera informa a su entorno de lo que ocurre con la esperanza de que se trate de algo pasajero.

La siguiente fase es la de intensa tristeza. En esta etapa, los síntomas son muy parecidos a los de una depresión. Tristeza, apatía, pueden aparecer problemas de sueño, sensación de vacío, malos hábitos de alimentación, pensamiento obsesivo,… En esta fase, es importante no reprimir las emociones sino dejarlas fluir.

Por  lo general,  la etapa de tristeza va seguida de sentimientos de rabia y de rencor.

Por último, se produce la aceptación de lo ocurrido. Esto no quiere decir que se pase directamente a ser absolutamente feliz pero, sí que desaparece en gran medida el dolor y la persona empieza a retomar actividades que había dejado de hacer y a disfrutar de ellas.

El proceso de duelo no tiene establecido un tiempo concreto, depende de cada persona pero, si transcurridos unos seis meses, la persona no avanza y sigue sumida en la tristeza, estaríamos hablando de un duelo patológico y sería recomendable la consulta a un profesional.

Rosa Armas. Colegiada T-1670

Valoras este post?