La anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación; y además, un trastorno que puede llegar a ser muy grave. Tanto es así, que puede ser mortal.

Existe en la anorexia una distorsión de la imagen corporal; por la cual una persona se ve a si misma como gorda. A pesar de que su pérdida de peso es bastante considerable.

Por esta razón, porque la anorexia es un trastorno que puede llegar a ser muy grave, es por lo que se hace necesario detectarla lo antes posible. Como casi todo, si se detecta en su inicio, será más fácil de solucionar.

deteccion de la anorexiaSeñales que pueden indicar anorexia

Debemos tener en cuenta que la persona que está sufriendo de anorexia es perfectamente consciente de que lo que está haciendo. Es decir; su comportamiento con relación a la comida no es normal. Y por eso, hace lo posible para que nadie se entere.

Es muy importante entonces que el entorno familiar esté muy pendiente de los cambios que se produzcan en esa persona; o lo que es lo mismo, que esté pendiente a las señales que pueden indicar una anorexia.

Los signos a los que debemos estar pendientes y que indican una anorexia, pueden ser tanto físicos como psicológicos. Y como indicador para la familia, suelen ser comportamientos extraños; o que no solían darse en la persona con anterioridad.

Síntomas psicológicos de la anorexia

Vamos a comenzar por los síntomas psicológicos que pueden ser perfectamente observables.

  • Existe en la anorexia una distorsión en la percepción de la imagen corporal. Por lo tanto, no es muy difícil oír decir a esa persona en alguna ocasión que está gorda; o que tiene que ponerse a dieta. A pesar de su delgadez, que en el peor de los casos, puede ser extrema.
  • Se produce un cambio en el carácter. Por una parte, se vuelven más irritables y se enfadan por la mínima cosa que se les diga. Por la otra, se les nota retraídos o esquivos; sobre todo con acontecimientos sociales o familiares que tengan alguna relación con la comida.
  • Son personas perfeccionistas. Intentan alcanzar la perfección a través de su propio cuerpo. Pero dada la distorsión en su percepción, nunca lo alcanzan. Por esto les ataca la frustración; que les llevará a la tristeza, e incluso a desarrollar una depresión.

Síntomas físicos y comportamientos asociados a la anorexia

Entre los signos físicos, hay muchos que pueden hacer saltar la alarma. Aparecen muchos comportamientos que hace y que antes no hacía; que si el entorno familiar está pendiente, no resultan tan difíciles de detectar.

  • La pérdida de peso se hará bastante evidente. Lo que ocurre es que, cuando esa bajada de peso sea ya observable por todos, la persona con anorexia llevará ya algún tiempo sin comer, o comiendo muy poco. Así que es necesario estar pendiente a otros signos, que se verán mucho antes.
  • La persona con anorexia empezará a hacer ejercicio físico de una manera exagerada. Su actividad física de repente se vuelve imparable, mucho más de lo que había sido hasta ahora.
  • Aunque es cierto que esto puede costar detectarlo, porque es muy probable que lo esconda, comenzará a utilizar diuréticos y laxantes. Una pista a la que podemos prestar atención, es que aumente la frecuencia en que acude al baño.
  • La anorexia, puesto que es una obsesión por la pérdida de peso, hace que la persona se suba a una báscula varias veces al día. Es decir, hay una obsesión por el control del peso.
  • Suelen esconderse para comer o bien, aprovechan el mínimo despiste de la familia para tirar la comida a la basura; con lo cual y aparentemente han comido más rápido de lo habitual en ellos.
  • Comen de manera extraña, que se puede traducir en que parten la comida en trozos excesivamente pequeños. O se limpian la boca con mucha frecuencia, con lo que podrían estar dejando la comida en la servilleta.
  • Se saben de memoria la cantidad de calorías que tiene cada alimento, y las cuentan para no pasarse en la cantidad a comer. Esto, según su propio criterio, claro.

La anorexia es difícil de ocultar

Como ves, son muchas las conductas extrañas que pueden darse y, si bien es cierto que, suelen esconderlo muy bien, hay comportamientos que no son tan fáciles de ocultar. Así que, si ves en alguien cercano alguna de ellas, observa con cuidado; puesto que estamos hablando de algo muy serio.

 

Rosa Armas

Colegiada T-1670.

Detección precoz de la anorexia
4 (80%) 12 votes