El estrés por motivos de trabajo, el ritmo tan rápido de la vida cotidiana o la atención a los niños cuando son pequeños. Estos son algunos de los motivos por los que una pareja puede tener sexo con menor frecuencia durante una temporada.

Esto es normal, y no habría por qué preocuparse en exceso. Pero, si esa temporada con menos sexo,se alarga demasiado en el tiempo; y la causa no es por una enfermedad o un problema físico, lo más probable es que en la pareja exista un problema. Y se estén utilizando esos motivos como excusa para eso, para no tener sexo. Simplemente porque no apetece.

Cuando disminuye la vida sexual

La pérdida de interés en el sexo

Son muchos los estudios que han intentado averiguar cuál es la razón por la cual las parejas de muchos años, terminan por perder el interés en el sexo.

No se conoce un motivo exacto que explique esto. Seguramente porque no sea un único motivo; sino que pueden ser muchos, dependiendo de cada pareja. Pero desde luego, es necesario identificarlo para poder ponerle solución.

Lo cierto es que, cada vez se oye hablar más sobre esto; sobre las parejas que llevan juntas mucho tiempo y pierden el interés por las relaciones sexuales. Y probablemente sean más de las que lo confiesan, ya que es un tema del que se prefiere no hablar.

Como te decía, no hay un motivo concreto por el que esto ocurra. Sin embargo: la rutina con la propia actividad sexual de la pareja y el aburrimiento, se señalan como los principales motivos. Aunque, algunos sexólogos, apuntan a que las diferencias entre los dos géneros contribuyen a que esto ocurra.

Por una parte, entre las mujeres, el hecho que no les guste la mayoría de las prácticas sexuales que le gustan a su pareja, o que ellos no empleen suficiente tiempo en los juegos antes del coito. Estos pueden ser los principales motivos de su pérdida de interés.

En el caso de los hombres, suelen aburrirse de las prácticas sexuales demasiado rutinarias; y de la poca espontaneidad de las relaciones.

La monotonía y el estrés afectan las relaciones

Sin duda, la monotonía es uno de los factores que más influyen en que, con los años, se vaya perdiendo el interés. Es normal, sobre todo cuando las relaciones se mantienen de la misma forma, en el mismo sitio y en las mismas horas del día. Por lo tanto, en este aspecto, se hace necesario innovar para no caer en el aburrimiento.

El exceso de obligaciones, también puede ser un factor que influya en dejar aparcada la vida sexual. Pero, como decía antes, la mayor parte de las veces es una excusa como otra cualquiera.

Sea como sea; lo cierto es que, la falta de relaciones sexuales en la pareja, hace que se debilite el vínculo afectivo que había entre ellos. Y en la mayoría de los casos, se piensa con más frecuencia en la separación.

Se sabe que las parejas que tienen poca actividad sexual, presentan más insatisfacción con su relación que las que tienen una vida sexual más activa.

Cuando alguno de estos sean los motivos reales de que se hayan distanciado las relaciones sexuales, siempre que los dos miembros de la pareja quieran retomarlas, se puede solucionar. Pero por supuesto que para ello es necesario tener una buena comunicación, y hablarlo entre ellos.

Pero quizá estos no sean los motivos reales; y simplemente estén escondiendo otro motivo más importante, Tal vez la pareja ya no sea una pareja, sino un par de amigos, que se quieren mucho sí, pero como amigos. Si este es el caso será muy difícil, por no decir imposible, que pueda recuperarse la vida sexual anterior.

Consejos para retomar una vida sexual sana

Si la aparición del desinterés por el sexo es motivado porque se ha terminado el amor, con lo cual, se ha terminado también la pasión y la complicidad, hay poco que aconsejar.

Hay muchas parejas que, aún en estas circunstancias, deciden mantener la relación por otros motivos. Ya sea por los hijos, por una cuestión económica, etc. Y esto, sería tema para otros artículos.

Pero, cuando la falta de interés sexual se debe a la monotonía, hay algunas cosas que puedes hacer para recuperarla, Claro que, para que funcione, tiene que ser un trabajo que se debe hacer entre los dos.

Si puedes, evita la rutina

Por supuesto que si practicas sexo, siempre en el mismo sitio y de la misma forma, te terminarás aburriendo. Esto puede evitarse, cuando la pareja busca sitios nuevos donde tener sexo, formas diferentes de tenerlo e incluso, cuando se aprovechan momentos inesperados. Por lo general, son más satisfactorios y divertidos esos momentos que surgen y que no se habían planificado. Cuando haces cambios de este tipo, o cualquier otra novedad que se te ocurra, las relaciones sexuales pueden volver a ser tan atractivas como lo eran al principio.

Recupera la frecuencia

Se sabe que, el deseo sexual aumenta cuando se aumenta la frecuencia de las relaciones sexuales. Por lo tanto, si se pasa demasiado tiempo sin tener relaciones, el deseo por tenerlas también disminuye. Muchas veces se van posponiendo por diferentes razones. O simplemente por desgana; y esto hará que cada vez el deseo sea menor.

Las escapadas son necesarias

Sabemos que llega un momento en que la cantidad de obligaciones que se tienen, no deja tiempo para más. No sólo con el trabajo, sino la casa, los niños, sus actividades extraescolares, la compra y… etc.

Pero, no sólo están las obligaciones. Existen otros hábitos, como pueden ser pasar mucho tiempo en internet o hablando con amigos, que hacen que tengas menos tiempo para intimar con tu pareja.

Por supuesto que tiene que haber tiempo para todo. Pero, quizá algunos hábitos hacen que te pierdas otras cosas. Y ya sabes que, para mantener la buena salud de la pareja, es importante buscar momentos de intimidad. Puede ser un fin de semana, pero también puede ser una tarde; en la que la pareja tenga ese ratito para ellos.

Busca el acercamiento físico

El contacto físico con tu pareja, es decir, acercarte para darle un beso o hacerle una caricia, puede facilitar que se retomen esos momentos de intimidad que se han ido distanciando.

Vuelve a “ligar” con tu pareja

Nos vamos acostumbrando a que esa persona está cerca. Pero, no le hacemos el mismo caso que al principio. Cada uno tiene sus tareas y casi se olvida del otro, o poco menos.

Así que, vuelve a “ligar” con tu pareja, envíale mensajes, dile lo guapa o lo guapo que está, demuéstrale tu cariño y también hazle saber la admiración que le tienes. Todo eso mantendrá más viva la pasión.

En resumen: la idea es, por una parte, retomar esos gestos que se tenían con la pareja en el principio de la relación. Y que, por costumbre o falta de tiempo, se dejan de hacer. Por la otra, se trata de innovar en las relaciones sexuales; para que éstas no se vuelvan monótonas y se terminen evitando por puro aburrimiento.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Cuando una pareja ya no tiene sexo
4.5 (90.59%) 17 votes