El consumo de alcohol de una manera moderada, no sólo es un hábito bastante frecuente en la actualidad; sino que, además, socialmente es una actividad que está bien vista. Tomarse una copa con los amigos el fin de semana, o tomar alguna bebida alcohólica durante las comidas; es algo que está ya instalado en nuestra vida cotidiana.

Es más; la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar una copa de vino al día, si queremos mantener nuestro corazón con una buena salud.

Los excesos en el Consumo de Alcohol

El problema está, como casi siempre, en los excesos. El problema aparece cuando el consumo de alcohol, pasa de ser un hábito social a convertirse en una necesidad de la que no se pueda prescindir. Es decir, cuando se convierte en una adicción al alcohol.

El alcohol es una sustancia química que crea adicción. Claro que, ésta no surge de la noche a la mañana, se necesita un proceso para ello; y sobre todo un largo tiempo de consumo hasta llegar a la adicción.

Pero, en la gran mayoría de los casos, la persona no es consciente del problema, hasta que las consecuencias son ya muy graves. Cuando la persona se hace consciente de su adicción al alcohol, ya no es capaz de controlarla y seguramente tampoco quiere hacerlo. Y lo que hace es ocultárselo a su entorno.

Sintomas de la adiccion al alcohol

Consecuencias de la Adicción al Alcohol

La adicción al alcohol, como a cualquier otra droga, sea ésta legal o no, tendrá unas consecuencias negativas para la persona adicta. En principio, las consecuencias peores serán para su salud; pero no son las únicas.

Afectará también a todos los ámbitos de su vida, al familiar, al social y al ámbito laboral. La familia y los amigos le reprocharán lo mucho que bebe; y por tanto, lo mucho que gasta. Cosa que molestará a la persona adicta, con lo que se suele terminar en conflicto.

Los problemas laborales surgen cuando la persona acude al trabajo bebido; o cuando se ausenta demasiado como consecuencia de sus problemas con el alcohol.

¿Cómo saber si existe Adicción al Alcohol?

La adicción existe desde que se siente la necesidad de beber

Como decía antes, la adicción al alcohol se produce cuando una persona ya no bebe por placer en una reunión de amigos, o porque simplemente le apetezca una copa en un momento concreto; sino porque tiene la necesidad imperiosa de beber.

Si por lo que sea no puede, subirán sus niveles de ansiedad y se pondrá muy nerviosa. Pero, nunca admitirá que esa necesidad existe. Al contrario, dirá que puede controlarlo sin ningún problema; y que puede dejar de beber cuando quiera. Que es lo que se suele decir con cualquier adicción que no se quiere admitir.

Cuando aparece el síndrome de abstinencia

Otro indicador de que el consumo de alcohol empieza a ser un problema es que, si la persona, por el motivo que sea, no puede beber en unos días, aparece el síndrome de abstinencia.

El síndrome de abstinencia consiste en nerviosismo, irritabilidad excesiva, temblores, insomnio, náuseas… todos estos síntomas desaparecen desde que la persona vuelve a consumir alcohol.

Cuando aumenta el consumo cada día

El alcohol, como cualquier otra droga, tiene lo que se llama un nivel de tolerancia; esto quiere decir que cada vez se necesita más cantidad para obtener los mismos efectos. Por tanto, a medida que el organismo se acostumbra a la sustancia, la persona necesitará beber cada vez más.

Cuando disminuyen otras actividades

Una persona adicta al alcohol, ve reducido el resto de sus actividades diarias. Pierde el interés y también las ganas por todo lo que hacía antes; y llega un momento en que lo único que le hace sentir bien es consumir alcohol.

Cuando se necesita beber para sentirse bien

Otro indicador de que el alcohol puede haberse convertido en un problema, es que se necesite beber para subir el estado de ánimo. Es decir, cuando hace falta para ser feliz. Lo que se suele llamar por ahí, “beber para olvidar”.

Otros motivos por los que una persona puede recurrir al consumo de alcohol son: la baja autoestima, la frustración, o la timidez excesiva; considerando que el alcohol le ayuda a enfrentarse a algunas situaciones.

Cuando se deja de controlar

La pérdida de control puede consistir en que la persona sea consciente de que está bebiendo demasiado y quiera disminuir el consumo: pero, no lo consigue. O bien que cuando empieza a beber, ya no sabe cuándo tiene que parar.

Aunque lo cierto es que pocas veces intentan disminuir su consumo. Lo que se suele hacer es mentir a su entorno, dando a entender que no existe ningún problema.

Cuando aparecen síntomas físicos

El temblor en las manos o la piel de la cara enrojecida por la rotura de capilares, son síntomas físicos de que existe abuso de alcohol. Si estos síntomas aparecen con frecuencia, indican que hay una adicción.

Cuando se empieza a beber sin que nadie se entere

Otro indicio de que puede haber un problema, es cuando se empieza a beber en secreto. O cuando se miente acerca de la cantidad de alcohol que se consume. Por supuesto; si la persona considerara su consumo como normal, no tendría la necesidad de mentir.

Además de esto, casi siempre hay en el entorno de la persona alguna otra preocupada por su excesivo consumo.

Cuando se necesita beber por la mañana

Las personas con un problema de adicción al alcohol, tienen la necesidad de beber desde por la mañana. Esto les tranquiliza y calma su ansiedad; igual que ocurre con la adicción a cualquier otra droga.

¿Qué hacer ante la Adicción al Alcohol?

El primer paso es que la persona que tiene la adicción, admita y reconozca que tiene un problema. Sin este paso, no se puede hacer absolutamente nada.

En algunos casos, es posible dejar la adicción por sí solo; solo con la voluntad suficiente de no beber. Pero, estos casos son los menos. Por lo general se necesita ayuda profesional para lograr dejarlo.

En principio habría que acudir a un médico, y también recibir ayuda psicológica. Y por supuesto que siempre va a ser necesaria la voluntad de dejar de beber.

Contactar con asociaciones en las que participan otras personas que han pasado por la misma situación, suele ser muy beneficioso para la persona que está en el proceso de dejar de beber.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670.

Cómo saber si eres Adicto al Alcohol
4.7 (93.33%) 6 votes