Tratar el tema de la muerte con los niños

Tratar el tema de la muerte con los niños suele ser una situación muy delicada para la mayoría de los adultos. En gran medida, porque en muchas sociedades (como por ejemplo la nuestra) la muerte es un tema tabú; pero también porque se concibe como una experiencia negativa y,  se quiere evitar el malestar a los niños. Sin embargo, la realidad es que la muerte es un hecho que forma parte de la vida cotidiana; y es responsabilidad de los padres ayudar a los niños a entender qué es la muerte, y a eliminar creencias erróneas y miedos.niña en un funeral

Uno de los errores más frecuentes que cometen los adultos es creer que, si no se habla con los niños de este tema, ellos no se darán cuenta y no sufrirán. Sin embargo, esto es falso; porque la realidad es que los niños son grandes observadores que perciben todo aquello que les rodea y, en especial, aquello que más preocupe a las personas que son significativas para ellos.

La realidad es que si los niños no lo comentan o no preguntan es porque no quieren que sus padres se preocupen más, no se sientan tristes, etc. No obstante, esta evitación lo que realmente está provocando es que no pueda saberse cómo se sienten los niños en realidad; cuáles son sus miedos, preocupaciones y emociones. Igualmente, puede potenciarse el sentimiento de culpa y el desarrollo de ideas erróneas al respecto.

Consejos para hablar a los niños sobre la muerte.

Algunos consejos para tratar este tema con los niños:

  • Analiza cuáles son tus miedos y resistencias a la hora de tratar este tema en general, y con los niños en particular.
  • Haz de ser sensible y adaptarte a las demandas del niño en cuanto al deseo de conversar sobre el tema de la muerte. Es el niño el que indicará al adulto cuándo está preparado para hablar de este tema y hasta qué nivel de profundidad.
  • Es importante escuchar y respetar la concepción que tiene el niño sobre la muerte, pero sobre todo sus emociones, miedos y creencias sobre la muerte.
  • Responder a las preguntas que haga el niño con un lenguaje claro y sencillo, adaptado a su edad.
  • Da respuestas breves y sencillas.
  • Da una respuesta veraz a todo aquello que nos planteen; no dar mensajes incongruentes que puedan promover asociaciones incorrectas. Por ejemplo; no decir cosas como “el abuelo se ha dormido para siempre”, ya que esto puede generarle miedo a dormir.

Fuente: Infocop on line.

Cómo hablar con los niños acerca de la muerte
5 (100%) 2 votes