¿Las conoces verdad? Y digo “las”, porque a lo mejor conoces a más de una.

Esas personas que, hables de lo que hables con ellas, siempre tienen la razón, o eso creen ellas. Y no hay manera alguna ni de convencerlas de que pudieran estar equivocadas; ni de que escuchen tu explicación siquiera.

Estas personas suelen tener algún que otro problema con sus relaciones personales; porque, o bien la gente de su entorno huye de ella, o bien terminan siempre discutiendo con alguien. Tengan o no argumentos para ello.

Por lo general, las personas que no admiten ninguna otra opinión y creen que siempre tienen la razón, son personas inseguras que necesitan a toda costa tener razón. Para de esta forma, reforzar la poca seguridad que tienen. Por tanto; si se les dice que no tienen razón, o que están equivocados, se van a sentir atacados; y se defenderán.

Pero, también podría ser que se hayan movido desde pequeños en un entorno en el cual, dijeran lo que dijeran, siempre se les daba la razón. Con lo cual, han desarrollado una intolerancia a que se les lleve la contraria.

Sea como sea; el caso es que la mayoría de las veces, terminas discutiendo con ella y enfadado por su obstinación. Aunque, otras veces, ni te apetece verla y prefieres evitar encontrarte con esa persona.

sabelotod siempre tiene la razón

¿Cuál es la mejor forma de hablar con alguien que cree que siempre tiene la razón?

Primero que nada; tendrás que valorar cuál es tu intención a la hora de discutir con alguien sobre cualquier tema.

Puede ser que sólo quieras hablar un rato sobre lo que sea. Tal vez te interese saber cuál es su opinión, o quizás sólo quieras dar la tuya sin más.

Pero también podría ser que tu intención sea hacerle cambiar de opinión, dándole otro punto de vista; o por lo menos que se cuestione la opinión que tiene.

Desde luego, lo ideal sería que tú pudieras expresar tu opinión sobre un tema; y que, al mismo tiempo, puedas conocer la opinión de otra persona de una manera tranquila y civilizada.

Pero, si esto no es posible y entras a discutir, será mejor que te plantees cuánto te interesa dar tu propia opinión y cuánto te interesa mantener la relación con esa persona. A veces una discusión, puede deteriorar la relación. Y a lo mejor, no merece la pena.

Sin embargo, es necesario ser inteligente. Si por ejemplo, la persona que cree tener siempre la razón, es tu jefe; casi mejor te callas y no discutes.

Te paciencia y presta atención

Dicho esto: cuando estés hablando con esa persona que ya conoces y que sabes que siempre cree tener la razón, ármate de paciencia y escúchale.

Tómate el tiempo que haga falta para escuchar todo lo que tiene que decir, pero, escúchale atentamente, sin estar pensando en lo que dirás tú a continuación. Que es muy frecuente que lo hagamos. Si haces esto, no podrás escucharle del todo.

Procura no interrumpirle. Da señales activas de que estás escuchando; como por ejemplo asentir con la cabeza, hacer algún comentario como un “ya”, o un “entiendo”. E incluso, de vez en cuando, puedes hacer un breve resumen de lo que está diciendo, como por ejemplo, “entonces tu crees que….”.

También es muy importante tu lenguaje corporal. Aunque no lo creas, eso también le da información a la otra persona de si le estás escuchando o no. Por ejemplo; si mientras te habla, tú miras hacia otra parte y no le miras a la cara, lo más probable es que sienta que no le haces ni caso. Tampoco mantengas los brazos cruzados; este gesto es un indicador de que no estás receptivo a lo que te cuentan, o de que no te importa.

Quizás esa persona no se exprese con toda la claridad del mundo, así que, también puedes hacerle alguna pregunta sobre lo que está diciendo. Esto, no sólo te ayudará a ti a entender mejor su postura, sino que además, le dará información a ella de que efectivamente le estás escuchando. No es necesario hacer preguntas complejas, puede valer con un simple “por qué”.

Una vez hayas escuchado, plantea tus argumentos

Una vez que haya terminado su exposición con tranquilidad y sin interrupciones, estará más receptiva y predispuesta a escucharte a ti. Así que, te toca expresar lo que opinas; y si realmente le has escuchado con atención, es probable que haya alguna parte de lo que ha dicho, por pequeña que sea, en la que estés de acuerdo.

Si es así, lo mejor es que se lo hagas saber antes de dar tu argumento, “estoy de acuerdo contigo cuando dices que….”.

Si por el contrario, no estás de acuerdo en absolutamente nada; podrías empezar tu turno diciendo algo así como, “ahora entiendo tu postura, pero yo opino que…”, o bien algo como, “es interesante tu opinión, pero yo opino algo diferente a ti….”. Si empiezas con algo que le resulte agradable de oír, estará más dispuesta a escuchar tu punto de vista.

Eso si, procura no decir expresiones demasiado tajantes que puedan molestarle. Como podría ser eso de, “estás totalmente equivocado”, o “no tienes razón en absoluto”. Con frases tan radicales como estas, por supuesto que no querrá escucharte; y además, puede sentirse molesta.

Cómo hacerle ver que está equivocada

Hasta aquí, si lo que quieres es mantener una conversación civilizada y tranquila con alguien con quien normalmente no puedes; porque no escucha.

Ahora bien; si lo que te interesa es que esa persona se dé cuenta de que está equivocada, en todo o en parte, la mejor forma es hacerle preguntas que hagan que se cuestione su propia opinión. O bien, ofrecerle una alternativa.

Por ejemplo, “cómo llegaste a esa conclusión?”. O bien algo así como, “no has pensado alguna vez en…?

Estas preguntas pueden hacer que se plantee su opinión y que pueda contemplar otra opción. Claro que el principio debe ser el mismo, es decir; debes escucharle primero con tranquilidad para poder llegar a este punto.

Recuerda que, una retirada a tiempo, muchas veces es una victoria. Así que, si ves que puedes entrar en una discusión que no lleve a ninguna parte, más que a que los dos se enfaden; y a que ese enfado pueda afectar a la relación, casi mejor te retiras.

Para retirarte puedes decirle algo como, “veo que no vamos a llegar a un acuerdo, así que mejor lo dejamos aquí”. O “no nos vamos a poner de acuerdo, así que será mejor que cambiemos de tema”. Esta alternativa muchas veces es la más inteligente.

 

Rosa Armas
Colegiada T-1670

Si requieres de más orientación acerca de este tema, no dudes en ponerte en contacto conmigo:

He leido y acepto la Política de Privacidad y Cookies y las Condiciones de Uso

Cómo hablar con alguien que siempre cree tener la razón
4.9 (97.89%) 19 votes